Firmes sobre la roca

“No puedo creer que la pandemia esté durando tanto”, lamentó Georgina a su mamá.  “Extraño el baloncesto, las fiestas de cumpleaños y las pijamadas.  ¡No sé cuánto tiempo más voy a soportar esta situación!”

“Te entiendo, hija.  Han cambiado muchas cosas desde que la pandemia llegó a Canadá.  Cuando comienzo a sentirme triste, cierro mis ojos y recuerdo nuestro viaje al parque nacional de Okomu, en nuestro primer viaje familiar a Nigeria”.

“¡Oh!  Mamá, ¿podemos ver el álbum de fotografías del viaje?”, preguntó Georgina.  “También me siento mejor cuando pienso en eso”.

A Georgina le encantaba tener una mamá canadiense y un papá nigeriano.  ¡Ser parte de dos culturas diferentes le permitía disfrutar comida deliciosa, ropa preciosa y grandes experiencias!

Su madre trajo el álbum de fotografías y dio unas palmadas en el puesto vacío junto a ella, en el sillón.  “Veamos primero las fotografías del día que pasamos en Okomu.  ¿Recuerdas lo que sentiste al pararte en esta enorme roca en el océano Atlántico, mientras las fuertes olas chocaban a nuestro alrededor?”, preguntó mamá, apuntando a la foto.

“¡Sí, lo recuerdo!”, exclamó Georgina.  “Me puse tan nerviosa cuando tuve que caminar hacia la roca por ese puente colgante, pero una vez que sentí la roca bajo mis pies, me sentí sana y salva otra vez.  ¡Me pareció tan asombroso cómo las olas a nuestro alrededor no podían mover la roca ni un poquito!”

“Hija, Jesús es nuestra Roca”, explicó gentilmente su madre.  “Cuando construimos nuestras vidas en Él, las cosas difíciles que nos pasan no pueden quitarnos nuestra paz ni evitar que recordemos Su bondad.  Nada puede separarnos del amor de Dios.  Puesto que Él es la Roca que está bajo nuestros pies, las tormentas de la vida no podrán derribarnos ni destruirnos”.

“Pero, mamá, ¿cómo construimos nuestras vidas en Dios?”, preguntó Georgina.

“Jesús dijo que cuando oímos Sus palabras y las ponemos en práctica, ahí estamos construyendo nuestras vidas en Él”, respondió mamá.  “Eso significa que debemos confiar en Él para que nos salve del pecado.  Significa que tenemos una amistad con Jesús que cada vez se hace más profunda y que confiamos en que Él proveerá todo lo que necesitamos”.

Georgina sonrió.  “Me alegra tanto que me hayas mostrado esta fotografía.  Ya no tengo que sentirme como si mi vida estuviera en ese puente colgante.  Quiero que mi vida esté construida sobre la Roca”.  —ASHLEIGH AWOSIKA

JESÚS ES LA ROCA

VERSÍCULO CLAVE: ISAÍAS 26:4

CONFÍEN EN EL SEÑOR PARA SIEMPRE, PORQUE EN DIOS EL SEÑOR, TENEMOS UNA ROCA ETERNA.

¿Alguna vez has sentido que todo lo que te rodea está a punto de desmoronarse?  ¿Hay cosas en tu vida que se están totalmente fuera de tu control?  Si has puesto tu fe en Jesús, puedes pararte firme en la roca firme, que es Él.  Confía en que el Señor te ayudará en las dificultades de la vida y te dará todo lo que necesitas.  Construye tu vida en la Roca eterna, que es Cristo.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.