Es el papá

“¿Puedo comer tarta de manzana de postre?”, preguntó Boris.  Él y su familia estaban cenando en su restaurante favorito, celebrando su decisión de mudarse a Honduras para fundar una iglesia allá.

“¡Buena idea!”, contestó su padre.  “Yo también quiero un pedacito”.

Mientras la mesera salía con su pedido de postre, Boris tenía una pregunta.  “Papá”, señaló el niño, arrugando la frente, “podemos ir a Honduras, pero ¿cómo viviremos sin dinero?”

“Estaré trabajando a medio tiempo por unos meses”, respondió su padre, “y antes de irnos, visitaremos varias iglesias para levantar sustento, ¿recuerdas?  No tendremos tanto como antes, pero Dios proveerá todo lo que necesitemos”.

“Pero ¿cómo?”, insistió Boris, doblando y desdoblando su servilleta.  “No somos ricos, ¿verdad?  ¿Cómo vamos a pagar los gastos hasta que llegue el dinero de nuestro sustento?”

Papá se apoyó en el asiento, sonriendo a la madre del niño.  “Boris, ¿qué tal si pagas nuestra cena de hoy con el dinero de tu mesada?”

“¿Yo?  ¿Pagar por la cena?  ¡No puedes estar hablando en serio, papá!  No tengo suficiente…  No puedo… Pensé que tú…”

Su padre sonrió.  “Tranquilo, hijo, yo voy a pagar, pero ¿por qué diste por sentado que yo era el que tenía que pagar?”

“Bueno, tú eres el papá”, aseguró Boris, “y fue tu idea que celebremos saliendo a comer fuera.  Además, yo soy solo un niño.  No tengo tanto dinero como ti”.

“Tienes razón, Boris”, afirmó papá.  “Soy tu padre, así que proveo lo que necesitas.  Y Dios es nuestro Padre celestial, así que Él es nuestro proveedor, y tiene recursos ilimitados.  Además, fue idea de Dios que vayamos a Honduras.  Sentimos que Él nos estaba llamando a ayudar a la gente de ese país y hablarles acerca de Jesús”.

El rostro de Boris se iluminó.  “Fu Su idea y Él es dueño de todo, así que Él se encargará del dinero, como un buen papá, ¿cierto?”

Su padre asintió.  “Somos Sus hijos, así que Él cuidará de nosotros y proveerá todo lo que necesitemos, para que podamos hacer lo que Él quiere que hagamos”. 

“Ya lo entiendo”, indicó Boris, devorando la tibia tarta de manzana que acababan de poner frente a él.  “¡Cuánto me alegra que no tengo que pagar por esto!  ¡Gracias, papá, por invitarnos a comer!”  —  HOLLY F. CEPEDA

DIOS PROVEE TODO LO QUE NECESITAS

VERSÍCULO CLAVE: FILIPENSES 4:19

Y MI DIOS PROVEERÁ A TODAS SUS NECESIDADES, CONFORME A SUS RIQUEZAS EN GLORIA EN CRISTO JESÚS.

¿Tienes gratitud por un padre que provee lo que necesitas?  A lo mejor tu papá no viva contigo o haya perdido su trabajo, y te preguntas de dónde vendrá el dinero.  Si confías en Jesús, Dios es tu Padre celestial y Él se encargará de todo lo que necesites.  Eso no significa que Él te dará todo lo que quieras, pero sí proveerá lo que necesitas para hacer Su voluntad.  Confía en que Él cuidará de ti.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.