El viejo brazalete

—Claudio, has usado ese brazalete de QHJ por años y años, ¿verdad? —le preguntó Evangelina a su hermano mayor, mientras ojeaba su brazalete con desagrado.

—Me lo dieron el primer año que fui al campamento —contestó Claudio—. Antes era azul con las letras QHJ en blanco. Nos dijeron que cada vez que veamos esas letras, deberíamos preguntarnos: «¿Qué haría Jesús?».

—Bueno, si Jesús tuviera ese brazalete, creo que se lo quitaría —opinó Evangelina—. Tú deberías saber que esa tendencia de QHJ ya quedó en el pasado. Mamá dice que cuando ella era joven veía esas letras en todo tipo de cosas. Pero ya no las vemos tanto… de hecho, ya ni las vemos.

—Creo que es verdad —comentó Claudio—. Pero usar este brazalete me ha ayudado. A veces, cuando estoy preparándome para hacer algo malo, veo mi brazo y pienso: «No, Jesús no haría esto».

—Eso está bien, pero los tiempos cambian —aseguró Evangelina—. Creo que llegó la hora de que te deshagas de esa pulsera tan vieja.

Claudio movió el brazalete en su muñeca.

—Esas letras siempre han sido un buen recordatorio para hacer lo correcto. Pero… —en niño sonrió a su hermana mientras se sacaba el viejo brazalete desteñido—. ¡Ya! ¿Eso te hace sentir mejor?

—Sí. Solo… —Evangelina vaciló—. Si te ayudó tanto, tal vez deberías seguir usándolo después de todo.

Claudio negó con la cabeza.

—Creo que ya no necesito el brazalete.

—¿Tú crees? —Evangelina rio—. Bueno, si comienzas a meterte en problemas por habértelo sacado, ¡no me eches a mí la culpa!

Claudio sonrió.

—No, porque tengo algo mejor para usar ahora… de hecho, es algo que he tenido desde la primera vez que puse mi confianza en Jesús en el campamento, hace años. El brazalete solo me ayudaba a recordar. Cuando confié en Jesús como mi Salvador, Él me hizo una nueva persona y me dio al Espíritu Santo, que me está formando para que yo sea más como Él. El pastor Timoteo habló sobre ese versículo en la Biblia que dice que debemos «ponernos el ropaje de la nueva naturaleza», ¿recuerdas? Él dijo que eso significa vivir de una nueva manera que refleje quién soy en Jesús. No necesito un brazalete para hacer lo correcto porque tengo el Espíritu de Dios que vive en mi interior.

Evangelina sonrió.

—Estoy de acuerdo. ¡La nueva naturaleza es mucho mejor que el viejo brazalete!

DALAN DECKER

VIVE DE TAL MANERA QUE REFLEJES A JESÚS

VERSÍCULO CLAVE: EFESIOS 4:24 (NVI)

Y PONERSE EL ROPAJE DE LA NUEVA NATURALEZA, CREADA A IMAGEN DE DIOS, EN VERDADERA JUSTICIA Y SANTIDAD.

¿Has visto las letras QHJ impresas en algún lado? Esas letras quieren decir: «¿Qué haría Jesús?». Antes estaba de moda tenerlas en brazaletes y otras prendas, pero como todas las modas, esa también pasó. Sin embargo, si conoces a Jesús, ¡no necesitas un brazalete ni nada más que te ayuden a actuar como Él, porque tienes Su Espíritu en tu interior! Ponte el ropaje de la nueva naturaleza y vive de tal manera que reflejes a Jesús.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.