El plan de Dios

—Mamá, pensé que Dios había creado el mundo —comentó Reynaldo una tarde.  El niño observaba cómo su hermanita Amelia sacaba crayones y papel del cajón.

—Así es, Reynaldo.  Dios sí creó el mundo —aseguró su madre, mientras ella también tomaba papel y crayones para sí.

—Bueno, mi libro de ciencias dice que el mundo solo… solo sucedió —indicó Reynaldo—.  No lo entendí del todo, pero me suena a que el mundo básicamente se creó a sí mismo.  ¿Cómo podemos saber con seguridad que no ocurrió así?

—¿No vas a hacer un dibujo, mami? —preguntó Amelia—.  ¿Puedes dibujarme un caballo?  ¡Por favor!

Mamá se sentó y miró el papel y los crayones que estaban sobre la mesa.

—Veamos estos crayones por un rato —señaló—.  Si esperamos lo suficiente, a lo mejor comenzarán a dibujar un cielo, el pasto, árboles y caballos… e incluso personas, solos, sin que nadie los toque.

—¡No, los crayones no se mueven solos! —exclamó Amelia—.  Un dibujo no se hace por sí solo.

—Ah, ¿no?  —la madre miró a Reynaldo—.  ¿Estás de acuerdo con tu hermana?

—¡Por supuesto! —contestó el niño.

Mamá sonrió.

—Tienes toda la razón.  Un dibujo no puede hacerse por sí mismo y el mundo tampoco pudo crearse a sí mismo.  No solo sucedió.  Dime, cuando quieres hacer un dibujo, ¿cómo lo realizas?  ¿Qué es lo primero que haces?

—Eh… Decido qué quiero dibujar —respondió Reynaldo—.  Planeo cómo quiero hacerlo, qué cosas incluir en el dibujo.

Su madre asintió.

—Bueno, Dios también tenía un plan.  Él sabía hasta el detalle más pequeño de cómo quería que fuera su mundo, desde la flor más diminuta hasta el dinosaurio más enorme.  ¿Qué es lo que haces después, para tu dibujo?

—Bueno, tomo mis lápices o crayones o lo que decida usar y comienzo a dibujar —explicó Reynaldo.

—Pones tu plan en acción.  Eso es lo que Dios hizo también.  Él habló y fue hecho.  El plan especial de Dios, es decir, el mundo, fue llamado a la existencia por medio de Su Palabra.  Todo lo que existe está aquí porque Dios quería mostrar Su gloria y Su amor al crearnos a nosotros y al mundo en que vivimos.

Amelia tomó un crayón y se lo entregó a su madre.

—¿Ahora puedes dibujar el caballo?

Mamá tomó el crayón.

—Está bien.  Un caballo negro, a su orden.  —  GAYLE J. THORN

DIOS CREÓ TODO

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 1:3

TODAS LAS COSAS FUERON HECHAS POR MEDIO DE ÉL, Y SIN ÉL NADA DE LO QUE HA SIDO HECHO, FUE HECHO.

¿Te han dicho alguna vez que el mundo se formó por sí solo?  ¡No lo creas!  Dios planeó exactamente cómo debía ser cada detalle de nuestro mundo.  Él habló y el mundo fue creado.  Y a Él le importa cada parte de Su creación, ¡incluyéndote a ti!  Da gracias por tener un Dios tan grande y maravilloso que te ama y se preocupa por ti.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.