El otro lado del mundo

Ester no podía creerlo.  “¿Nos mudaremos A DÓNDE?”

“¡Qué genial!  ¡Me voy a vivir al ÁFRICA!”, gritó su hermano mayor, Erik. 

“¡No puedo creer que esto esté pasando!”, lloriqueó su hermana, Salma.  “¿Me tocará usar uno de esos turbantes en mi cabeza?”

“¡Yupi!”, exclamó su hermanito de cinco años, David, mientras corría en círculos.

“A ver, niños, cálmense”, indicó su padre.  “No sabemos todavía si nos vamos a mudar.  Pero tu mamá y yo sentimos que el Señor podría estar guiándonos a ser misioneros en Kenia, y queríamos contarles desde ahora para que todos oremos por esto como familia”.

Su madre estuvo de acuerdo.  “Si Dios quiere que vayamos allá, entonces iremos juntos”.

“Pero… ¿África?”, se quejó salma.  “Eso es al otro lado del mundo.  ¡No voy a conocer a nadie!”

“Oye, ¿y yo qué soy?  ¿Hígado picado?”, preguntó Erik, cruzando los brazos.

Ester sonrió.  “Con una cereza encima”.

“¡Guácala!”, exclamó David con una mueca, haciendo reír a su familia.

Papá aclaró su garganta.  “¿Quién recuerda el versículo de la Biblia que estamos memorizando?”

Ester creyó saberlo.  “Es sobre Moisés, que está hablando con Dios y… dice algo sobre la presencia de Dios”.  La niña miró a Erik.  “Ayúdame, hermano”.

“¿Creo que trata de no ir a ningún lugar si Dios no estaba con ellos?”, preguntó Erik.

“Correcto”, indicó su padre.  “Repitámoslo juntos”.

“Éxodo 33:15”, dijo la familia en coro.  “Entonces Moisés le dijo: ‘Si Tu presencia no va con nosotros, no nos hagas salir de aquí’”.

“¿Qué creen que significa?”, preguntó la madre.

Ya más calmada, Salma sugirió: “Me parece que significa que debemos orar por esto y confiar en que Jesús nos ayudará a tomar la decisión correcta, para que sepamos qué hacer”.

“Y recordemos que, pase lo que pase, Él siempre estará con nosotros”, agregó Ester.

“Exactamente”.  Mamá sonrió.  “Sé que, si nos llegáramos a ir, ese sería un cambio muy grande para todos, pero recuerden que, si Jesús nos envía, Él irá con nosotros.  Él estará con nosotros en el otro lado del mundo, tal como ha estado aquí”.  —  KELLY HOPE

JESÚS SIEMPRE ESTÁ CONTIGO

VERSÍCULO CLAVE: DEUTERONOMIO 31:8

EL SEÑOR IRÁ DELANTE DE TI; ÉL ESTARÁ CONTIGO, NO TE DEJARÁ NI TE DESAMPARARÁ; NO TEMAS NI TE ACOBARDES.

¿Estás afrontando un cambio grande en tu vida?  Quizá tu familia se mudará pronto o tus padres se están divorciando.  Recuerda que Jesús te ama y le importa lo que estás viviendo.  Él promete que siempre estará contigo, pase lo que pase.  Jesús nunca te dejará.  Confía en que Él te ayudará a tener la victoria en los cambios importantes de tu vida.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.