El nido de Dios nunca estará vacío

Leer: Salmo 23

Paula miró el nido que su padre había encontrado en el suelo del patio trasero de la casa.  “¿Qué tipo de pájaro lo hizo?”, preguntó.

“Me parece que es el nido de un petirrojo”, contestó papá.  “Ahora está vacío, pero estoy seguro de que alguna vez fue el hogar de una familia de petirrojos bebé”.

“¡Qué genial!”, exclamó Paula.  “¿Me lo puedo quedar?”

Su padre le dijo que sí y mamá se acercó a examinar el nido más detenidamente.  “¿En qué estás pensando?”, preguntó papá cuando vio a su esposa analizar el nido, muy pensativa.  “¿También quieres un nido de petirrojo?”

“No”, respondió la madre.  “Estaba pensando en ti, en Paula, en los gemelos y en el nido lleno de amor que Dios ha provisto para nosotros”.

“¿Nido?”, preguntó Paula sorprendida.  “¿Cuál nido?”

“Nuestro hogar es como un nido, un nido para una familia de personas”, explicó mamá.  “Así como los petirrojos bebé, tú y tus hermanitos se irán de nuestro nido, Paula.  En un abrir y cerrar de ojos, ustedes se irán y empezarán sus propias vidas”.

“Pero no tan rápido, eso espero”, afirmó papá mientras abrazaba a Paula.

“No”.  Mamá rio.  “Pero crecer y dejar el hogar es parte del plan de Dios para los hijos”.  Ella sonrió a su hija.  “Cuando ustedes, los hijos, se vayan, los vamos a echar de menos”.

Paula miró nuevamente el nido.  “Yo también los echaré de menos.  Me parece emocionante irme a vivir por mi cuenta, pero me alegra que para eso falta mucho.  Todavía necesito que ustedes me cuiden”.

“Pero cuando llegue ya la hora de que salgas, no vas a estar por tu cuenta”, aseguró papá.  “Puesto que confías en Jesús, jamás saldrás del nido de Dios.  Jesús dio Su vida para que puedas ser parte de Su familia, así que siempre estará contigo y cuidará de ti.  En la Biblia, Dios nos da esta promesa: ‘Yo estoy contigo y te protegeré dondequiera que vayas’”.

“Ese es un buen versículo para que todos recordemos”, opinó mamá.  “Dios está con ustedes, hijos, y los cuidará mientras estén aquí en el nido de nuestra familia y también cuando llegue el momento en que tengan que irse.  Y Él está conmigo y con papá, así que cuidará de nosotros también.  Todos estamos en el nido de Dios, donde Él nos guardará”.  —  JORLYN A. GRASSER

EL CUIDADO DE DIOS PARA TI NO TIENE FIN

VERSÍCULO CLAVE: GÉNESIS  28:15 (NTV)

YO ESTOY CONTIGO Y TE PROTEGERÉ DONDEQUIERA QUE VAYAS.

¿Te preguntas si algún día te llevarás bien con tus padres?  La mayoría de las personas esperan con ansias el día de vivir por su cuenta, pero también puede dar miedo.  Pero, si confías en Jesús, siempre estarás en Su nido.  Él cuidará de ti cuando salgas del nido de tu familia para comenzar tu propia vida.  Sin importar a dónde vayas, Dios estará contigo y te cuidará.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.