El ingrediente clave

—Mamá, ¿puedo hacer un pastel para la señora Gómez? —preguntó Georgina.

La madre la miró, sorprendida.  Su hija se quejaba con frecuencia de su anciana vecina.

—Me parece una excelente idea —afirmó mamá—.  Pero ¿por qué quieres hacerle un pastel?

—Ayer en la iglesia tuvimos una lección sobre la amabilidad y todos tenemos de tarea hacer un acto amable por alguien esta semana —explicó Georgina.

—Está bien.  ¿Qué tipo de pastel quieres hacer? —preguntó mamá.

—Voy a hacer mi pastel favorito de chocolate.  Es fácil y lo he hecho tantas veces que me sé la receta de memoria.

Georgina fue la cocina, abrió la puerta de la alacena y comenzó a sacar los ingredientes.  La niña midió y mezcló, y en poco tiempo estuvo lista la masa para el pastel.  Mientras hurgaba en un gabinete, buscando el molde del tamaño correcto, entró su padre.  Se acercó a hurtadillas a la mezcla para el pastel, tomó una cuchara y probó la masa.

—¡Guácala! —exclamó papá—.  ¿Qué pasó aquí?  Creo que te olvidaste algo.

Georgina se levantó de un brinco del susto y se dio la vuelta.  Entonces rio.

—¡Papá!  ¡Deja de hacer bromas!

Su padre negó con la cabeza.

—Definitivamente algo está mal con esta masa. Me parece que le falta azúcar.  ¿La probaste?

Georgina tomó una cuchara limpia y probó la mezcla.  La niña hizo una mueca.

—Tienes razón.  No sé cómo pude olvidarme de poner el azúcar —ella sacó el endulzante y lo midió—.  La señora Gómez no lo hubiera notado de todas maneras.  ¡Es tan amargada! —opinó Georgina con el ceño fruncido.

—A ver —comentó papá—.  Me parece que a ti también te falta azúcar.

—¿A mí?  ¿De qué estás hablando?  —preguntó Georgina.

—Bueno, al igual que el azúcar, el amor es un ingrediente clave —explicó su padre—.  Si le das un pastel a la señora Gómez sin amor, el regalo será como un pastel sin azúcar… ¡no tendría nada de dulce!  Necesita ser endulzado con el amor de Jesús.  Todo lo que Él ha hecho por nosotros, como morir en la cruz por nuestros pecados, ha sido por amor.  Por eso el Señor nos pide que hagamos también todas las cosas con amor.

Georgina miró fijamente la mezcla para el pastel.

—Yo… supongo que solo lo estaba haciendo para cumplir con mi tarea de la clase de la iglesia; no lo hacía por Jesús —admitió.

—Confía en que el Señor te ayudará a amar a la señora Gómez como Él la ama —indicó papá, y después guiñó el ojo—.  ¡Y recuerda que siempre debes probar tu mezcla antes de meter la masa en el horno!

EMILY LAURIDSEN

HAZLO TODO CON AMOR

VERSÍCULO CLAVE: 1 CORINTIOS 16:14 (NVI)

HAGAN TODO CON AMOR.

¿Ayudas a las personas?  ¿Haces cosas amables por otros?  Eso es genial, pero ¿por qué lo haces?  ¿Es porque quieres que los demás noten las cosas buenas que haces?  ¿Es porque te sentirás mal si no ayudas?  ¿O haces todo por amor?  Es posible hacer cosas buenas y dejar fuera el ingrediente clave: ¡el amor!  Solo Jesús puede darte ese ingrediente.  Confía en que el Señor te ayudará a hacer todo con amor, así como Él.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.