El examen de Talita

Talita observó cómo su hermanita se reía al ver a los pajaritos que jugaban afuera de su ventana.  “Esos gorriones están tan felices, ¿verdad?”, preguntó su madre con una sonrisa.  La pequeña Eliza chilló cuando uno de los pájaros se posó en la ventana y Talita rio.  Por un minuto se olvidó del examen que tenía que dar en la escuela al día siguiente.  Pero no lo olvidó por mucho tiempo.

“¿Mamá?”, expresó Talita en voz baja.  “Estoy preocupada”.

“¿Qué te preocupa?”, preguntó su madre, acercándose a la mesa donde estaba sentada su hija.

“Me preocupa reprobar el examen de mañana”. 

“¿No te has pasado estudiando toda la semana?”, inquirió mamá.  “¿No es para ese examen que hiciste todas esas fichas que hemos repasado juntas?”  Talita dijo que sí con la cabeza.  “Estás lista para el examen, hijita”, aseguró la madre.

Talita frunció el ceño.  “Pero ¿y si no?  ¿Qué tal si preguntan lo que no entiendo?  ¿Qué tal si me asusto y no recuerdo qué escribir?”

“Chis”.  Mamá puso su dedo en los labios de la niña.  “Estás preocupada por cosas que probablemente no pasarán.  Talita, has estudiado muy duro y estoy segura de que te irá bien.  ¿Has orado por este examen?”

“A Dios no le importa mi examen”, opinó Talita.

Su madre levantó una ceja.  “Oh, por supuesto que le importa.  La Biblia habla de cómo Dios provee para esos gorriones que vimos afuera.  Ellos están felices y despreocupados porque Dios cuida de ellos”.

“¿En serio?”, preguntó Talita.  “¿La Biblia dice que Dios cuida de los pajaritos chiquitos como esos gorriones?”

Mamá tomó su taza de café y asintió.  “Y también dice que cuida aún más de nosotros que de las aves o cualquier otra criatura que Él hizo.  ¡Dios nos ama tanto que envió a Su Hijo a morir por nosotros para que podamos vivir con Él para siempre!  Eso significa que a Él le importa todo lo que nos sucede”.  La madre tomó la mano de su hija.  “A Dios le importa tu examen, corazón, y no debes preocuparte más.  Has estudiado duro y ahora solo te falta orar por eso y confiar en que Él hará que todo salga bien.  Pase lo que pase, Dios cuidará de ti”.

Talita respondió que sí con la cabeza.  “Está bien, mamá.  Así lo haré”.  —  EMILY ACKER

A DIOS LE IMPORTA TODO LO QUE TE PASA

VERSÍCULO CLAVE: MATEO 6:26

MIREN LAS AVES DEL CIELO, QUE NO SIEMBRAN, NI SIEGAN, NI RECOGEN EN GRANEROS, Y SIN EMBARGO, EL PADRE CELESTIAL LAS ALIMENTA. ¿NO SON USTEDES DE MUCHO MÁS VALOR QUE ELLAS?

¿Hay algo que te preocupa?  ¿Has orado por eso?  ¿O sientes que no es tan importante como para orar?  Todo lo que a ti te preocupa es importante para Dios.  Él te ama y le importa cada parte de tu vida.  Jesús promete que estará contigo en medio de cualquier circunstancia que afrontes, ya sea un examen o una pérdida que cambie tu vida.  Lleva todas tus preocupaciones delante de Él.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.