El charco

De camino a casa, después de haberse ido a acampar por el fin de semana, la cabeza de Joel se levantó de repente cuando su papá pisó los frenos hasta el fondo y la furgoneta se detuvo con un chirrido.  Frente al automóvil, toda la carretera estaba cubierta con agua.  “¡Guau!  ¡Es el charco más grande que he visto!”, comentó Joel.  El niño sonrió.  ¡Le parecía una aventura divertida!  “Pasemos por ahí, papá.  ¡Sí lo vamos a lograr!”

El padre miró hacia atrás y se fijó en empinada cuesta de la que acababan de bajar.  Había cercas en ambos lados.  “No sé, Joel.  Si nos quedamos atorados, vamos a meternos en problemas.  Estamos muy lejos de la ciudad, está oscureciendo y no tenemos buena señal en nuestros celulares”.  Él vaciló.  “No.  Tengo que encontrar un lugar donde dar la vuelta, pero no veo ninguno por aquí.  Voy a tener que retroceder para encontrar una salida”.

Mientras papá retrocedía cuidadosamente la furgoneta cuesta arriba, mamá cerró los ojos.  Joel sabía que ella estaba orando.  Finalmente, llegaron a la cima de la cuesta y el padre encontró un lugar donde podían regresar.  Mamá suspiró, aliviada.  “¡Guau!  Me alegra mucho que el peligro haya pasado”.

“¡Qué decepción!  ¡Debimos haber pasado por el agua!”, exclamó Joel.  “Habría sido divertido”.

Papá negó con la cabeza.  “No sabemos qué tan profundo es el charco.  A veces uno tiene que saber cuándo detenerse para volver atrás.  Lo que parece divertido podría llevarte directo al peligro… tanto en la vida como en la carretera”.

“¿En la vida?”, preguntó Joel.  “¿A qué te refieres?”

“Estoy pensando en cómo Satanás suele hacer que los pecados parezcan divertidos”, respondió su padre.  “Así como me alejé del charco, los hijos de Dios deberían alejarse de la tentación de pecar.  Jesús nos da la fuerza para hacerlo”.

La madre asintió.  “Cuando afrontes una decisión difícil, pídele a Jesús que te dé sabiduría y te guíe para tomar la decisión correcta.  Él te ayudará a darte la vuelta si estás yendo en la dirección equivocada”.  CAROL J. BROOKMAN

CUANDO ESTÉS EN TENTACIÓN, CORRE HACIA JESÚS

VERSÍCULO CLAVE: PROVERBIOS 16:17 (NTV)

EL CAMINO DE LOS ÍNTEGROS LLEVA LEJOS DEL MAL; QUIEN LO SIGA ESTARÁ A SALVO.

¿Hay algo que te gustaría hacer que pudiera ser malo?  ¿Algo que parece que sería divertido?  Pídele a Dios que te ayude a saber qué está bien y qué está mal.  Ora, lee Su Palabra y pide consejo a los adultos y amigos cristianos.  Jesús te dará sabiduría para la situación.  Si no estás seguro, aléjate y confía en que Él te guiará para tomar la dirección correcta.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.