Dos cumpleaños

“¿Quién es ese señor que está dirigiendo los cantos?”, susurró Joás.  “Es el señor Trujillo”, respondió Iván con otro susurro.  “Él está a cargo de nuestro grupo de jóvenes”.

Joás estaba visitando la iglesia de Iván por primera vez, y todo era nuevo para él.

“A ver, chicos, es el primer domingo del mes, así que ya saben lo que significa: ¡es la semana de los cumpleaños!”, exclamó el señor Trujillo.  “Si tú cumples años este mes, pasa aquí adelante”.

“¡Dale, Jonás, ese eres tú!”, le animó Iván.  “Tu cumpleaños fue el jueves, así que tienes que pasar al frente.  Te van a dar un regalo”.

Al principio, Joás negó con la cabeza, pero cuando vio que otros chicos pasaron adelante, se deslizó de su asiento y caminó por el pasillo.  El señor Trujillo entregó a cada uno de los cumpleañeros una bolsita con regalos.  Luego todos cantaron “feliz cumpleaños”.

“¡Feliz cumpleaños, muchachos!”, expresó el señor Trujillo cuando terminó la canción.  “Y recuerden…”  Él ahuecó su mano alrededor de su oreja, y todo el grupo dijo en coro: “Un cumpleaños no es suficiente, ¡es necesario que haya dos!”

Después de la iglesia, Joás tenía una pregunta.  “¿Qué fue eso que todos dijeron sobre tener dos cumpleaños?”, le preguntó a Iván.  “¡Acabo de celebrar el décimo!”

“Realmente no, Joás”, contestó Iván.  “Solo has tenido un cumpleaños, el del día que naciste.  El resto de las veces has celebrado ese día”.

“Supongo que tiene sentido.  Pero, entonces, ¿para qué necesito otro cumpleaños?”, preguntó Joás.

“Cuando naciste en la tierra, te convertiste en el hijo de tus padres”, explicó Iván.  “Pero todos hacemos cosas malas… pecamos, y el pecado no está permitido en el cielo, donde está Dios.  La Biblia dice que la única manera en que podemos ser perdonados y tener vida eterna con Dios es si nacemos de nuevo, si nacemos en la familia de Dios.  Eso sucede cuando confiamos en Jesús para que nos salve de nuestro pecado.  Entonces tenemos dos cumpleaños”.  Iván miró a su amigo.  “¿Me entiendes?”

“No estoy seguro”, admitió Joás.  “O sea, sé que no siempre me porto bien, pero jamás había pensado en nacer otra vez.  Y realmente no sé mucho sobre Jesús.  ¿Me podrías hablar de Él y explicarme todo de nuevo?”

“¡Claro que sí!”  Iván estaba encantado.  “Si todavía no entiendes, mi papá puede ayudarme a explicarte”.

“Está bien”.  Joás miró a Iván.  “Bueno, ¡empecemos!”  – CHARLES VANDER MEER

NECESITAS DOS CUMPLEAÑOS

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 3:7

[JESÚS DIJO:] NO TE ASOMBRES DE QUE TE HAYA DICHO: “TIENEN QUE NACER DE NUEVO”.

¿Cuántos cumpleaños tienes?  ¿Uno o dos?  Tu primer cumpleaños, el día que naciste en esta tierra, te convirtió en parte de la familia de tus padres.  Dios desea que también seas parte de Su familia.  Cuando confías en Jesús como tu Salvador, naces de nuevo como hijo de Dios.  (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.