Detente, mira y escucha

—¿Viste eso? —la abuela de Joselito apuntó a un pajarito amarillo posado en un árbol.

—Ese es un jilguerillo.  Le gusta comer semillas de mis magnolias en el verano.  Ahora, escucha.  ¿Oyes a un pajarito cantar una tonada «tikiti, tikiti, tikiti, ti»?

Joselito escuchó y cerró los ojos para enfocarse; luego asintió.

—Ese es un chochín.  Él y su hembra construyeron un nido en una de mis macetas vacías —la abuela sonrió mientras escuchaba también.

—Me encanta venir a tu casa, abuelita.  Tienes tantos pajaritos en tu jardín.  En casa no tenemos ninguno.

—Oh, sí están ahí —aseguró la abuela con una carcajada—.  Solo tienes que detenerte, mirar y escuchar.

—Eso es lo que mamá y papá me dicen que debo hacer antes de cruzar la calle —Joselito se veía confundido—.  ¿Qué tiene que ver eso con los pájaros?

—Hay pajaritos en todos lados —explicó la anciana—, aun en las grandes ciudades.  La mayoría de las personas no se toma el tiempo para notarlos.  Cuando regreses a tu casa mañana, detente y deja cualquier cosa que estés haciendo, mira alrededor de tu jardín y escucha, tal como escuchaste el canto del chochín.  Te garantizo que descubrirás uno o dos pajaritos.  Entonces podrás buscar en la guía de aves que te di, para que aprendas más sobre ellos.

—¿Cómo sabes tanto sobre pájaros, abuelita?

—Supongo que he observado y escuchado por mucho tiempo ya —afirmó la abuela—.  ¿Sabes, Joselito?  Observar a las aves me recuerda muchas veces que Dios está en todos lados también.  Me ayuda a detenerme y escuchar lo que Él me está diciendo.

—Yo voy a la iglesia para aprender sobre Dios —respondió Joselito con escepticismo. 

—Sí, es verdad que aprendemos sobre Dios en la iglesia —admitió la anciana—, pero Dios está con nosotros en todo lugar, no solo en la iglesia.  Él creó a los pájaros y a todo lo demás, y Su creación nos apunta hacia Su bondad y Su gloria.  Pero muchas personas nunca se detienen el tiempo suficiente como para poner atención.  Nunca se dan cuenta de que Dios está ahí —ella miró a su nieto—.  Dios también nos ha dado un libro para que podamos aprender más acerca de Él.

—¿La Biblia? —preguntó Joselito.

—Correcto.  La Biblia nos dice quién es Dios y cuánto nos ama.  La Biblia abre nuestros ojos a la presencia de Dios y la vida eterna que Él nos ofrece a través de Jesús.

—¡Mira, abuela! —Joselito señaló donde estaban las flores del jardín—.  ¡Un colibrí!

—¡Qué buena vista! —la abuela sonrió—.  ¡Yo ni siquiera lo vi!  —SUZANNE FELTON

DIOS ESTÁ CON NOSOTROS EN TODO LUGAR

VERSÍCULO CLAVE: SALMO 46:10

ESTÉN QUIETOS, Y SEPAN QUE YO SOY DIOS.

¿Sabías que dondequiera que vayas, Dios está ahí?  Él está presente en todo lugar, pero puede ser difícil que lo notes si no pones atención.  El mundo de hoy está lleno de distracciones, pero cuando te tomas el tiempo de mirar la creación de Dios y escuchar lo que Él te dice en la Biblia, puedes sentir Su presencia a tu alrededor.  Dedica un tiempo para pasarlo con el Señor cada día, y recuerda que Él siempre está contigo.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.