Demasiado tiempo juntas

Teresa negó con cabeza cuando Tamara sugirió que pasaran tiempo juntas después de la escuela.  “Hoy no”, señaló Teresa.  “Tengo otras cosas que hacer”.

“Oh, por favor”, insistió Tamara.  “Sea lo que sea, puedo ayudarte”.

“No puedes”, contestó Teresa.  “Tengo que practicar el piano”.

“Podría ir a escucharte”, ofreció Tamara.

“Mira, amiga”, indicó Teresa, “ya estuvimos juntas ayer, después de la escuela, y también el lunes.  Y pasamos mucho tiempo juntas el fin de semana pasado.  Me gusta pasar tiempo contigo, pero hoy tengo mis propias cosas que hacer”.

“Está bien”, aceptó Tamara con tristeza.

Cuando la niña llegó a su casa, encontró a su madre, quien estaba regando las plantas del jardín.  “Quería hacer algo con Teresa hoy también, pero ella no quiso.  También se portó así un día la semana pasada.  Espero que no esté enojada”.

“¿Por qué estaría enojada?”, preguntó mamá.  “No es que nunca pase tiempo contigo.  Últimamente ha estado mucho aquí, y tú también has ido a su casa”.

“Lo sé”, suspiró Tamara.  “Eso solo que a veces ella actúa como si estuviera cansada de estar conmigo”.

“Bueno, es posible que quieras pasar tanto tiempo con alguien hasta que el otro se canse”, explicó su madre.  “Hay un versículo en la Biblia que habla de eso”.

“¿En serio?  ¿Qué versículo?”, preguntó Tamara, sorprendida.

“Proverbios 25:17”, respondió mamá, sacando su teléfono y mostrándoselo a su hija.  “Aquí dice que es posible pasar demasiado tiempo con una persona y hasta que uno ya no es bienvenido”.

“Oh”.  Tamara bajó la mirada.  “Supongo que eso es lo que he estado haciéndole a Teresa”.

Su madre apretó cariñosamente el hombro de la niña.  “La Biblia nos dice cómo amar a otros y este versículo nos recuerda que la mejor manera de hacerlo es al darles a nuestros amigos espacio cuando lo necesiten.  Pero ¿sabes quién no necesita jamás espacio de nosotras?”

“Eh…  ¿Dios?”, preguntó Tamara.

“¡Correcto!”, exclamó mamá.  “Jesús siempre está con nosotros y podemos conversar con Él en cualquier momento.  Él siempre quiere pasar tiempo con nosotras”.

“Está bien, lo entiendo”, afirmó Tamara.  “Le daré un poco de espacio a Teresa”.  La niña sonrió a su madre.  “Eso me brindará la oportunidad para sacar mi Biblia y pasar un tiempo con Jesús”.  —  LINDA M. WEDDLE

DALES A TUS AMIGOS UN ESPACIO CUANDO LO NECESITEN

VERSÍCULO CLAVE: PROVERBIOS 25:17 (NTV)

NO VISITES A TUS VECINOS MUY SEGUIDO, PORQUE SE CANSARÁN DE TI Y NO SERÁS BIENVENIDO.

¿Pasas mucho tiempo solo con un amigo o amiga?  Está bien que tengas un mejor amigo al que ves con frecuencia, pero no pases demasiado tiempo con esa persona, como para que se canse de ti.  Sé un buen amigo o amiga al darle tiempo para que esté por su cuenta o con otras personas.  Es probable que también disfrutes de pasar tiempo a solas.  Y recuerda que tienes un Amigo que siempre estará aquí para pasar tiempo contigo: ¡Jesús!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.