Dejar el nido

“Me alegra que vivamos cerca de la iglesia”, afirmó Evelyn mientras se agachaba y tomaba con su mano, cubierta con un guante, un poco de nieve.  “Es divertido caminar”.

Cuando llegaron a las gradas de la iglesia, mamá se dirigió a Evelyn.  “Ya vas haciéndote mayor”, le dijo.  “Ya sabes el camino para llegar a la iglesia y también el camino para llegar a tu clase de escuela dominical.  Te voy a dejar ir sola a tu aula, mientras llevo a Tito a la sala cuna”.

Evelyn se aferró con fuerza a la mano de su mamá e hizo un gesto negativo con la cabeza.  “Quiero que me lleves”.

“Si quieres, hoy te acompaño, pero una parte de crecer es que aprendas a hacer las cosas por tu cuenta”, indicó su madre.

Cuando llegaron a las últimas gradas, mamá señaló un gran pájaro negro que estaba volando en círculos en el cielo.  “Ese pájaro no podía volar cuando nació.  Sus padres lo alimentaron en un nido.  Creció poquito a poquito y, después de un tiempo, la mamá pájara sabía que tenía las plumas suficientes como para volar por su cuenta.  Ella le dejó hacer viajes cortos que sabían que eran seguros.  Finalmente, su cría podía volar a cualquier lugar que quisiera ir”.

Madre e hija entraron en el templo y se quitaron los abrigos.  “Así como esa mamá pájara, Dios quiere que sus pajarillos aprendan a volar también, y Él les ayuda a hacerlo”, le expresó mamá a Evelyn.  “Jesús estará contigo mientras vas creciendo y aprendiendo cómo cuidar de ti misma.  Él no te dio alas, pero te dio piernas fuertes y una mente inteligente que te ayudarán a encontrar el camino mientras confías en Él.  ¿Qué tal si me quedo al final del pasillo y te miro mientras vas a tu clase?  Dios irá contigo.  ¿Qué te parece?”

Evelyn lo pensó.  Sí sabía el camino a su aula.  Sabía que podía encontrarla.  La niña soltó la mano de su madre.  “Sí, puedo hacerlo”, aseguró.  “Jesús me ayudará”.  Y Jesús la ayudó.  . KAREN E. COGAN

JESÚS TE AYUDARÁ

VERSÍCULO CLAVE: SALMO 121:2

MI AYUDA VIENE DEL SEÑOR, QUE HIZO LOS CIELOS Y LA TIERRA.  

¿Has aprendido a confiar en Dios mientras te haces mayor?  Al aprender a hacer las cosas por ti mismo, recuerda que Jesús siempre estará contigo.  Búscalo para que te dé valentía, sabiduría y dirección mientras comienzas a hacer más cosas por tu cuenta.  Confía en que Dios te ayudará en medio de tu desarrollo y cuando aprendas cosas nuevas cada día.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.