Maneras de crecer

Mientras mamá bajaba por las gradas, oyó la voz de su hijo mayor.  “¡No es justo!”, exclamó Lucas.  “Estás puesto los zapatos y eso te hace ver más alto.  ¡Quítatelos!”

“Está bien, está bien”, contestó Jonás.

La madre escuchó los zapatos caer en el piso con un estruendo.  Cuando llegó a la cocina, vio de qué se trataba la conmoción.  Lucas y Jonás estaban midiéndose contra la puerta, para ver quién era más alto.

“¿Ves?  ¡Aun sin zapatos sigo siendo más alto que tú!”, afirmó Jonás.  “¡Y soy un año menor!”

Los niños se dieron la vuelta cuando su mamá entró.  “Queríamos saber cuánto habíamos crecido”, le contó Jonás.  “¡Soy más alto que Lucas!  ¿Ves?”  El niño apuntó una marca en el dintel de la puerta.

“Así es”, dijo su madre, “pero el próximo año Lucas podría pasarte otra vez.  Y recuerda, hay maneras más importantes de crecer que en la altura”.

Jonás y Lucas se miraron el uno al otro, confundidos.

“Lo que quiero decir es, ¿cómo están creciendo en su relación con Jesús”, preguntó mamá.  “¿Están pasando tiempo con Él en oración?  ¿Están leyendo sus Biblias para aprender más sobre Él?”

“Bueno, yo leo mi Biblia los fines de semana”, indicó Jonás, “excepto los domingos, porque ahí vamos a la iglesia…”  Su voz se fue apagando.

“Ir a la iglesia es una buena manera de profundizar en tu relación con el Señor.  Pero orar y leer la Palabra de Dios por tu cuenta también es importante”, comentó su madre.  “Cuando nuestras agendas se llenan de ocupaciones, es fácil dejar de hacer algunas cosas.  Pero quiero que piensen en algo.  ¿Dejarán de crecer en estatura si dejaran de comer?”

“Por supuesto que no, ¡me moriría de hambre!”, respondió Lucas.  “Necesito comida todos los días”.

“Y también necesitas tu comida espiritual todos los días.  El Espíritu Santo usa el tiempo que pasamos con Jesús para alimentarnos con Su verdad, para que podamos conocerlo mejor y crecer como cristianos”.  Mamá se sentó en la mesa.  “Tengo una sugerencia.  ¿Por qué no se toman un tiempo antes de la cena para hablar con Jesús y darse un banquete con Su Palabra?”

Los niños hicieron un gesto afirmativo.  “Vamos, Lucas”, dijo Jonás.  “¡A ver quién gana a llegar a la habitación!”  HAZEL M. PERCY

PASA TIEMPO CON JESÚS

VERSÍCULO CLAVE: 2 PEDRO 3:18

CREZCAN EN LA GRACIA Y EL CONOCIMIENTO DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR JESUCRISTO.  

¿Estás creciendo en tu relación con Jesús?  Necesitas alimentos para crecer en estatura y también necesitas alimentarte para crecer como cristiano.  Orar, ir a la iglesia y leer la Biblia son maneras en las que puedes conocer a Jesús más profundamente.  Pídele a Jesús que te ayude a desarrollar hábitos espirituales que te ayuden a crecer en tu relación con Él.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.