Cuando tengo miedo

Leer: Salmo 56

NOTE: ESTA HISTORIA PODRÍA NO SER APROPIADA PARA NIÑOS PEQUEÑOS O SENSIBLES.

Juana saltó cuando oyó el intercomunicador de su aula con la voz del director López que gritaba: “¡Simulacro de cierre de emergencia!”

El cerebro de Juana le zumbaba y no podía recordar qué hacer.  “¿Tengo que poner mi silla patas arriba primero o arrodillarme?  ¿Por qué hay tanto silencio?  Oh no, está oscuro.  ¿Y si me dan ganas de toser?”  La niña se quedó sentada, inmóvil en su escritorio con su corazón latiendo fuertemente, mientras sus compañeros se ubicaban bajo sus escritorios y volteaban sus sillas para que estas los protegieran.  Ella sabía que tenía que moverse, pero no podía hacerlo.  Sentía que el corazón prácticamente se le salía del pecho.  “Toc.  Toc.  Toc.  ¡Creo que todos pueden oírlo!”, pensó.

La señora Fonseca dijo calmadamente desde el otro lado del aula: “Juana, métete debajo de tu escritorio.  Todo va a estar bien”.

Juana respiró profundamente y se metió bajo el escritorio, volteando su silla mientras se ponía de rodillas.

Ahí, debajo del escritorio, estaba en versículo de la Biblia que su madrastra le había escrito en un papelito adhesivo: “La paz les dejo; mi paz les doy… No se turbe su corazón y no tengan miedo”.  Ella le había dicho a Juana que pegara el papel debajo de su escritorio, porque sabía que este tipo de simulacros podrían darle miedo.

Juana cerró los ojos y su corazón dejó de latir con tanta fuerza.  En silencio oró: “Jesús, tengo tanto miedo.  Por favor, dame la paz y la fuerza que necesito para salir adelante.  Sé que mi vida está en Tus manos y que siempre estás conmigo.  Amén”.

Cuando se terminó el simulacro, Juana se sintió mucho mejor.  Y la próxima vez que por el intercomunicador se oyeron las palabras “Simulacro de cierre de emergencia”, la niña se arrodilló en el piso calmadamente, volteó su silla y leyó las palabras que estaban debajo del escritorio. JAIME PIRUS

JESÚS NOS DA PAZ

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 14:27

LA PAZ LES DEJO, MI PAZ LES DOY; NO SE LA DOY A USTEDES COMO EL MUNDO LA DA. NO SE TURBE SU CORAZÓN NI TENGA MIEDO.  

¿Qué te hace tener miedo?  ¿Tienes miedo de que te lastimen o de perder a alguien que amas?  Cuando le decimos a Jesús que tenemos miedo, Él nos recuerda que está con nosotros y nos da paz.  Aun cuando suceda algo malo, Él tiene el control y nos da la fuerza que necesitamos para afrontarlo.  Confía en que Él está contigo y te ayudará en toda situación.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.