Completamente aceptados

“¿Cómo te fue en el club de drama, Isaura?”, preguntó su madre mientras sacaba un guisado del horno y lo ponía en el mesón de la cocina.

La niña frunció el ceño y evitó la mirada de mamá.  “Me fue bien.  Me divertí”.

“No parece que te hayas divertido”, opinó su madre, antes de acercarse y poner su mano en el hombro de la niña.  “¿Pasó algo?”

Isaura se apoyó en mamá y suspiró.  “Estoy enojada con Alba porque me quitó mi papel”.

“¿Tu papel?”

“Sí, yo quería ser la princesa protagonista.  Pero tengo que conformarme con ser la dama de compañía mientras Alba hace lo que sí es genial.  ¡No es justo!  Me daría igual ser un árbol con lo poquito que me toca actuar”.

“Bueno, los árboles también son importantes.  Si no actuaras en tu papel, ¿quién lo haría?”

“Encontrarían a alguien más”.  Isaura suspiró otra vez.  “Si tuviera el papel de Alba, sería importante.  Ahora solo son un extra”.

“¿Por qué crees que serías más importante si tuvieras el papel de Alba?”, preguntó su madre.

Isaura se encogió de hombros.  “Haría más cosas.  Hablaría más.  Me verías actuar más”.

Mamá la abrazó.  “¿Te das cuenta de la palabra que repetiste en todas esas oraciones?  Te estás enfocando en hacer cosas.  Pero eso no es lo que te hace importante, al menos no para mí.  Y tampoco para Dios”.

“¿Ah, no?”

Su madre negó con la cabeza.  “Dios envió a Su Hijo, Jesús, a morir por ti.  ¿Tuviste que hacer algo para ser Su hija?”

“No”, contestó Isaura.  “Pero ¿qué tiene que ver eso con la actuación?”

“Ya voy a llegar a eso.  Hace un par de años, cuando te adopté, ¿tuviste que limpiar, sacar las malas hierbas del jardín y hacer mandados para ser parte de mi familia?”

Isaura movió su cabeza.  “No”.

Mamá la rodeó con sus brazos.  “Antes que te unieras al club de drama, sabía que te apoyaría en cualquier papel que hicieras.  Dios es igual.  Antes de conocerlo, antes de hacer alguna cosa para agradarle, Dios quería que vivamos con Él para siempre.  A causa de Jesús, somos libres y ya no tenemos que preocuparnos por si Dios nos aceptará por las cosas que hacemos.  Lo mismo sucede contigo y conmigo.  Siempre serás mía”.

La mala cara de Isaura se desvaneció.  “¿Sabes una cosa?  Voy a enviarle un correo electrónico a Alba para felicitarla y preguntarle si quiere ensayar conmigo uno de estos días”.

Mamá sonrió.  “Esa es una excelente idea”.  —  JULIE POTTER

DIOS TE ACEPTA TAL COMO ERES

VERSÍCULO CLAVE: SALMO 100:3 (NVI)

RECONOZCAN QUE EL SEÑOR ES DIOS; ÉL NOS HIZO, Y SOMOS SUYOS. SOMOS SU PUEBLO, OVEJAS DE SU PRADO..

¿Crees que debes hacer cosas importantes para que otras personas te acepten?  Quizá sientas que tienes que sacar buenas calificaciones o poseer muchos talentos o ser popular para que la gente crea que eres especial.  No tienes que hacer nada para que Dios crea que eres especial.  Eres importante para Él, tal como eres.  Si conoces a Jesús, ya eres Su hijo o hija amada.  Nada de lo que hagas podría hacer que Él te ame más de lo que ya te ama.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.