Búscalo con todo tu corazón

“¡Listos o no, allá voy!”  Caterina estaba jugando a las escondidas con su amiga, Karen.  La niña buscó en los arbustos, en los árboles y junto a los automóviles estacionados en el garaje.  Después de unos minutos sin tener señales de su amiga, pensó en darse por vencida y dejar de buscar.

“¿Karen?”, gritó.

Caterina oyó la risita de Karen desde un lugar cercano, pero no podía descubrir dónde estaba.  Miró a su alrededor, pero no pudo verla.  La niña pensó en rendirse otra vez, pero cuando la mamá de Karen asomó su cabeza por la puerta y le dijo que siguiera buscando, ella continuó con su búsqueda.  Finalmente encontró a Karen en un tronco hueco que había en el patio trasero.

“Te tomó mucho tiempo encontrarme”, comentó Karen mientras entraban a la casa para comer un bocadillo.  “Estaba empezando a creer que ibas a darte por vencida y a dejar de buscarme”.

Caterina negó con la cabeza.  “No.  Lo pensé, pero nunca hubiera dejado de buscar”.

“Esto me recuerda el versículo que nuestra maestra nos enseñó ayer en la iglesia, Jeremías 29:13. ‘Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón’”, recitó Karen.  “Tú me buscaste y no te rendiste, así como no deberíamos rendirnos al buscar a Jesús”.

Caterina estaba un poco confundida.  “¿Dónde tenemos que buscar a Jesús?”, preguntó.  ¿Cómo podemos buscar a Dios si no podemos verlo?  Pude encontrarte después de buscar un rato, pero ni siquiera podemos ver a Dios”.

“A pesar de que no podemos verlo, sabemos que Jesús siempre está con nosotros”, aseguró la mamá de Karen mientras ponía dos vasos de limonada en la mesa.  “La Biblia dice que Él vino a buscarnos cuando estábamos perdidos en nuestros pecados, y podemos buscarlo para pedir ayuda en cualquier situación que afrontemos.  Podemos buscar Su presencia y dirección en nuestras vidas, conversando con Él en la oración, y aprender más sobre Él y como quiere que vivamos.  Dios se revela a Sí mismo a través de Su Palabra, la Biblia, y también a través de Su iglesia, es decir, de otros cristianos que nos demuestran Su amor”.

Karen asintió y bebió un sorbo de limonada.  “Jesús no está escondido.  Búscado con todo tu corazón y Lo encontrarás”.  —  ALEXIS WOHLER

BUSCA CONTINUAMENTE A JESÚS

VERSÍCULO CLAVE: JEREMÍAS 29:13

ME BUSCARÁN Y ME ENCONTRARÁN, CUANDO ME BUSQUEN DE TODO CORAZÓN..

¿Alguna vez has buscado a alguien y te costó encontrarlo?  ¿Te has sentido así con Dios, como si nunca fueras a encontrarlo?  Dios no se está escondiendo de ti.  Él envió a Su Hijo, Jesús, para encontrar a los perdidos, para que tú puedas ser salvo.  Cuando acudes a Jesús y buscas Su amor, paz y perdón, Él promete que los encontrarás.  Búscalo con todo tu corazón.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.