Avances de Jesús

Gabriel miraba fijamente su tableta, completamente embelesado. ¡Ese juego nuevo se veía tan genial! Tenía de todo: monstruos, peleas de espadas, barcos piratas… Parecía el mejor juego que había visto en su vida.

—Papá, ¡mira el juego que va a salir! En los avances se ve tan genial. ¿Crees que podamos comprarlo? —preguntó ansioso.

Su padre tomó la tableta y miró el tráiler por un momento.

—Voy a tener que investigar un poquito más, pero sí se ve divertido. ¿Sabes? Los creadores de los juegos muchas veces muestran tráileres espectaculares, pero después el juego real no se parece en nada. No siempre es un buen avance de lo que está por salir —observó papá.

—Puede ser, pero quiero probarlo.

Gabriel no dejaba de pensar en el juego mientras guardaba su tableta y se preparaba para ir al hospital. Su familia se había ofrecido a acompañar a los enfermos que no recibían muchas visitas. Cuando salieron del elevador, el niño le preguntó a su padre:

—¿Por qué venimos a conversar con las personas en el hospital? ¿No tienen familiares que los visiten?

—A veces sí, pero muchos de los pacientes que permanecen mucho tiempo en el hospital no reciben muchas visitas y se sienten solos —explicó papá mientras caminaban por el pasillo—. Cuando venimos a saludarlos, los animamos y podemos ayudarlos a sentirse mejor. Es una de las maneras en que podemos demostrarles el amor de Jesús.

Ambos entraron en una habitación y conversaron con un hombre que se recuperaba de una cirugía. De regreso en casa, Gabriel seguía pensando en lo que había dicho su padre y en el avance del videojuego que había visto unas horas antes. Se dio cuenta de algo y corrió a decírselo a su papá:

—¿Sabes una cosa? Nosotros somos como ese tráiler que te mostré antes, ¡pero somos tráileres para Jesús! Cuando visitamos a la gente en el hospital, les mostramos un poquito de cómo será el Reino de Dios.

El padre sonrió a su hijo.

—¡Tienes toda la razón! Nunca lo había pensado así. Cuando cuidamos a los enfermos y los ayudamos a sentirse mejor, les demostramos cómo es Jesús y apuntamos a Su promesa de que algún día sanará todas las enfermedades. ¡Solo espero que seamos un avance más fiel para el Reino de Dios que los tráileres de los videojuegos!

NICOLE KRAAYENBRINK

MUESTRA EL REINO DE DIOS A OTROS

VERSÍCULO CLAVE: LUCAS 10:9

SANEN A LOS ENFERMOS… Y DÍGANLES: “SE HA ACERCADO A USTEDES EL REINO DE DIOS”.

¿Crees que es importante la forma en que actúas y tratas a las demás personas? Si eres cristiano, tu manera de actuar debería reflejar cómo es el Reino de Dios. Eso significa que tratas a la gente con amor y bondad, como lo hizo Jesús, porque Él murió y resucitó para hacernos parte de Su Reino. ¿Cuáles son algunas cosas que podrías hacer para mostrar un avance del Reino de Dios?

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.