Todos los animales de la creación

“No me gustan para nada las arañas, ¿y a ti?”, preguntó Alana a su amiga Susana.  Una araña había tejido su tela en una sección de la cerca del jardín de Alana y las niñas fueron a mirarla.

“¡Uf!  ¡No!  ¡Detesto esos bichos!”  Susana se estremeció.  “Son espantosas”.

“Pero la telaraña es linda, ¿no?”, observó Alana mientras la estudiaban.  Todos los hilos plateados estaban entretejidos y conectados para formar un patrón de gran hermosura, que parecía un encaje.  Las gotas de rocío en los hilos brillaban con el sol de la mañana. 

“¿Cómo aprendieron las arañas a hacer esas redes tan bonitas?”, se preguntó Susana en voz alta.

Alana se encogió de hombros.  “No lo sé”, contestó.

En ese momento, un insecto zumbó por encima de sus cabezas.  Cuando Alana lo espantó, el bicho voló directo hacia la telaraña.  Tan rápida como un parpadeo, la araña salió corriendo desde una esquina de su red y empezó a envolver el insecto con sus hilos hasta que estuvo bien apretado y atrapado.

“¡Guau!  ¿Viste lo rápido que se movió la araña?”, preguntó Susana.

“Sí.  No le tomó mucho tiempo aprisionar a ese insecto”, respondió Alana.  “Pero eso es bueno.  ¡Ese bicho pudo habernos picado!”

“Los insectos también pueden hacernos daño de otras maneras”, explicó Susana.  “Algunos se comen las plantas en los huertos y otros transmiten enfermedades.  Cada insecto que es atrapado por una araña es uno menos que nos podía haber afectado”.

lana asintió.  “Mi mamá dice que Dios creó todo con un propósito”.  Pero cuando el pecado entró en el mundo, cambió las cosas que eran buenas e hizo que sucedieran cosas malas.  Por eso ahora hay insectos que pueden picarnos y enfermedades que nos afectan.  Pero llegará el día en que Jesús arreglará todo otra vez, y todas las cosas malas desaparecerán.  ¡Entonces las arañas no nos parecerán repugnantes!”

Susana sonrió.  “¿Eso significa que debemos estar agradecidas por ellas desde ya?”

Alana rio.  “Sí, aunque eso nos tomará años de práctica”, expresó, “¡pero lo intentaré!”  —  CAROLYN E. YOST

DIOS HIZO BUENAS TODAS LAS COSAS

VERSÍCULO CLAVE: GÉNESIS 1:31

DIOS VIO TODO LO QUE HABÍA HECHO; Y ERA BUENO EN GRAN MANERA.

¿Alguna vez has dado gracias a Dios por las arañas?  A su manera y en silencio, ellas ayudan a la gente todos los días.  Otras criaturas que probablemente no te gusten tienen un propósito también.  Por ejemplo, los murciélagos se comen los mosquitos que pueden transmitir enfermedades a las personas.  ¿Qué otros ejemplos te vienen a la mente?  Cuando te das cuenta de que todo es bueno para algo te ayudará a apreciar la grandeza de Dios y todo lo que Él ha creado.  Dale gracias por haber creado todo con un propósito y por Su promesa de restaurar algún día toda Su creación para que esta vuelva a ser tal como Él quería cuando la creó.

NOVIEMBRE – MES DE LA GRATITUD

Cada día de noviembre, puedes escribir el nombre de una persona o cosa por la que le das gracias a Dios en una hoja hecha de papel de colores.  ¡Cuando llegue el Día de Acción de Gracias, podrás armar un árbol lleno de coloridas bendiciones!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.