Sonidos de advertencia

“¡Guau!”, susurró Gael a su hermana mientras escuchaban el sermón del pastor acerca del infierno.  “¿Crees que esté tratando de asustarnos o algo así?”  Rosalía se encogió de hombros.  Los niños no solían asistir a la iglesia, pero estaban pasando unos días con su tía.

En la tarde, la tía Eliana puso una caja en l a mesa y levantó un objeto blanco y redondo.  “Ayer compré este detector de humo.  Veamos si funciona”.  La tía puso las baterías en su lugar y presionó un pequeño botón ovalado.  Inmediatamente un chillido ensordecedor llenó la habitación.  Rosalía gritó y pegó un brinco, mientras Gael se cubría las orejas.

La tía Eliana rio al ver sus caras.  Quitó el dedo del botón y el sonido se detuvo.  “Cada vez que haya humo por un incendio en la casa, la alarma se activará”, explicó.

“¡Qué terrible!”, opinó Rosalía.  “¿Por qué tiene que ser tan fuerte y aterrador?”

“Es así a propósito”, señaló Gael.  “Si no fuera tan fuerte, no lo oirías, especialmente si estás dormida.  ¿Verdad, tía Eliana?”

“Correcto”, contestó su tía.  “El propósito de esta cosa no es asustar a la gente.  Es advertirles del peligro, para que puedan ponerse a salvo, así como el sermón que escuchamos hoy en la iglesia”.

Rosalía y Gael se miraron el uno al otro.  “Bueno, esa advertencia que oímos en la mañana me asustó”, admitió Rosalía.  “No quiero ir al infierno”.

“Yo tampoco”, aseguró Gael.

“No tienen que ir”, afirmó la tía Eliana.  “La Biblia nos advierte sobre el infierno para ayudarnos a entender cuán bueno y justo es Dios y cómo nuestro pecado nos ha separado de Él.  Pero Jesús tomó el castigo por nuestro pecado cuando murió en la cruz para que podamos ser perdonados.  Las advertencias sobre el infierno no tienen el propósito de asustarnos.  Su propósito es que veamos cuán serio es nuestro pecado y cómo Jesús es el único que puede rescatarnos de él.  Cuando confiamos en Jesús, nunca volveremos a tener miedo”.

Gael asintió, pensativo.  “He oído antes que necesito a Jesús, pero nunca lo había entendido en verdad, hasta ahora”.

“Yo tampoco”, indicó Rosalía.  “¡Quiero confiar en Él!”  —  SHERRY L. KUYT

ESCUCHA LA ADVERTENCIA DE DIOS SOBRE EL INFIERNO

VERSÍCULO CLAVE: 1 TESALONICENSES 5:9

PORQUE NO NOS HA DESTINADO DIOS PARA IRA, SINO PARA OBTENER SALVACIÓN POR MEDIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

¿Alguna vez te han advertido sobre el infierno?  Sí, es algo en lo que da miedo pensar, pero si conoces a Jesús, no debes asustarte.  Jesús murió para salvarte del pecado, la muerte y el infierno, ¡y para darte vida eterna con Él!  Si no lo conoces, escucha la advertencia de Dios y confía en Jesús como tu Salvador.  (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.