Se acaba el tiempo

“Solo me quedan tres horas antes que sea el momento de dormir”, comentó Christian, “y no he comenzado mi tarea de historia que tengo que entregar mañana”.

Jimena apuntó el reloj de la pared.  “Desperdiciaste una hora en videojuegos.  Solo tienes dos horas”.

Su padre miró el reloj y frunció el ceño.  “Ese reloj está mal.  Debe haberse acabado la pila.  Solo tienes una hora”.

Christian se tapó la cara con las manos.  “Necesito un evento para la tarea de historia, y se me acaba el tiempo”. 

Papá sacó su celular.  “Tengo uno.  El 7 de junio de 1692, a las 11:43 h.  La aldea pirata de Port Royal, en Jamaica, fue sacudida por un violeto terremoto, seguido por una oleada.  Miles de edificaciones se hundieron inmediatamente aproximadamente 12 metros en el mar Caribe”.

Jimena se sentó a la mesa.  “¿Cómo saben la hora exacta cuando sucedió?”

“En 1969, unos buzos descubrieron la aldea”, explicó su padre.  “Encontraron un reloj de bolsillo con las manecillas detenidas a las 11:43.  La historia registra que el desastre ocurrió en la mañana.  Por eso sabemos la hora exacta”.

“Se les acabó el tiempo”, comentó Christian.

Jimena negó con la cabeza.  “No tuvieron oportunidad de escapar”.

“No, es cierto”.  Papá puso a un lado su celular.  “Todo pasó muy rápido”.

“Entonces, esa gente se levantó por la mañana sin saber que conocería a su Hacedor muy pronto”, indicó Christian.

“Y esa es la razón porque siempre debemos estar preparados”, aseguró el padre.  “Nadie sabe cuánto tiempo vivirá… y nadie sabe cuándo regresará Jesús para juzgar al mundo por su pecado.  En ese día, a quienes no hayan puesto su confianza en Jesús se les acabará el tiempo… no tendrán otra oportunidad para que sus pecados sean perdonados.  Por eso tenemos que confiar en Jesús ahora.  Nunca sabremos cuándo nos llegará la hora, así que no queremos procrastinar, que significa dejar para más tarde algo que sabemos que deberíamos hacer”.

“Espero que los habitantes de Port Royal estaban listos”, dijo Christian.  “Me alegra no haber procrastinado en mi decisión de seguir a Jesús”.

“A mí también, hijo”.  Papá señaló el cuaderno de Christian.  “Pero creo que sí has estado procrastinando en otra cosa”.

El niño sonrió.  “Mejor me pongo a trabajar en esa tarea, ¿verdad?”

Su padre asintió y revisó su reloj.  “Me parece que sí te queda suficiente tiempo”.  —  MATT SHOEMAKER

CONFÍA EN JESÚS AHORA MISMO

VERSÍCULO CLAVE: 2 PEDRO 3:9

EL SEÑOR NO SE TARDA EN CUMPLIR SU PROMESA, SEGÚN ALGUNOS ENTIENDEN LA TARDANZA, SINO QUE ES PACIENTE PARA CON USTEDES, NO QUERIENDO QUE NADIE PEREZCA, SINO QUE TODOS VENGAN AL ARREPENTIMIENTO.

¿Estás listo para encontrarte con Jesús?  Dios ha designado un día en que todos Lo veremos cara a cara… y no sabemos en qué año, día u hora será.  Lo más importante en la vida es saber cómo está tu posición delante de Dios.  Él te ama y quiere tener una relación contigo.  No la postergues.  Confía en Jesús hoy mismo.  (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.