La luz del Hijo (Parte 1)

En la iglesia, Kamaria recitó su versículo bíblico delante de su maestra.  “’No temas, porque Yo te he redimido, te he llamado por tu nombre; Mío eres tú’.  Isaías 43:1”.

“Muy bien”.  La señora Vargas sonrió mientras Kamaria se sentaba y se volvió al resto de la clase.  “Puesto que nuestro versículo de la semana dice que Dios nos llama por nuestros nombres, pensé que sería divertido buscar los significados de los nombres que nos dieron nuestros padres”, indico, sosteniendo en alto su celular.

Kamaria levantó la mano.  “¿Cree que encontrará mi nombre?”, pregunto dudosa.  “Es un nombre africano, como usted sabe”.

“Sí, y es un nombre muy bonito”, aseguró la señora Vargas.  “Estoy segura de que encontraremos más acerca de tu nombre en Internet.  De hecho, ¿qué tal si comenzamos ahora mismo con el tuyo?”  Kamaria asintió, emocionada.

La señora Vargas presionó la pantalla de su celular.  “Aquí está”, dijo después de un momento, entregándole el celular a Kamaria.  “¿Te gustaría leerlo para toda la clase?”

La niña tomó el teléfono y leyó: “Kamaria significa ‘como la luna’”.

“¿Y qué hace la luna?”, preguntó la señora Vargas.

Laura levantó su mano rápidamente.  “Da luz por las noches”.

“Así es”, señaló la señora Vargas.  “¿Y de dónde recibe la luna su luz?”

Las voces respondieron en coro: “¡Del sol!”

“Correcto.  Ahora leamos Juan 8:12 para ver cuál es la fuente de la luz de un cristiano.  Cirilo, ¿podrías leernos este versículo?”

El niño encontró el pasaje rápidamente y leyó: “Jesús les habló otra vez, diciendo: ‘Yo soy la Luz del mundo; el que Me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la Luz de la vida’”.

“Entonces, los cristianos reciben su luz de Jesús”, afirmó Kamaria.

“Sí”, respondió la señora Vargas.  “Él hace brilalr Su luz sobre aquellos que Lo conocen como su Salvador y nosotros la reflejamos a los demás… así como la luna refleja la luz del sol.  Como dice nuestro versículo de esta semana, no debemos tener miedo cuando el mundo parezca un lugar muy oscuro.  Sabemos que Jesús murió y recitó para salvarnos, y nos ha llamado a cada uno por nombre para hacer brillar Su luz en la oscuridad”.  —  PHYLLIS M. ROBINSON

JESÚS ES LA LUZ DEL MUNDO

VERSÍCULO CLAVE: 1 JUAN 1:5

ESTE ES EL MENSAJE QUE HEMOS OÍDO DE ÉL Y QUE LES ANUNCIAMOS: DIOS ES LUZ, Y EN ÉL NO HAY NINGUNA TINIEBLA.

¿Estás andando en la luz o en las tinieblas?  Jesús se refiere a Sí mismo como la Luz del mundo.  ¿Lo conoces?  Si es así, estás andando en Su luz y reflejando Su amor a aquellos que te rodean.  Si no conoces a Jesús, caminas en la oscuridad.  Jesús te ama y te conoce por nombre.  Camina en la luz al confiar en Él.  (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.