La historia de Papá Noel

“¡Jo, jo, jo!  ¡Feliz Navidad para ti!”, exclamó un Papá Noel muy alto que estaba en la entrada de la juguetería favorita de Mia.  La niña y su papá estaban haciendo compras de Navidad de último minuto.  Necesitaban algunas cosas más para las cajas de zapatos que estaban llenando para los niños que vivían en los orfanatos de áreas pobres.

“Papá, ¿por qué vemos a tantos Papás Noel en Navidad, en vez de pesebres?”, preguntó Mia.  “¡Veo a Papá Noel por todos lados!  ¡Mira, allí hay un Papá Noel gigante de peluche!”

“Estoy de acuerdo; hay muchos más Papás Noel que Jesús en la mayoría de las tiendas en Navidad”, comentó su padre.  “Creo que la tradición de Papá Noel ha eclipsado la verdad del nacimiento de Jesús.  Sin embargo, no muchas personas conocen la historia del verdadero San Nicolás, donde comenzó nuestra tradición de Papá Noel.  ¿Quieres oírla?”

“¡Claro que sí!”, aseguró Mia.

“Según los expertos historiadores, San Nicolás nació hace mucho tiempo, aproximadamente en el año 280 d.C., que significa 280 años después del nacimiento de Jesús”, explicó papá.  “Sus padres eran muy adinerados y le dejaron una gran herencia cuando murieron.  Nicolás era cristiano, así que decidió compartir su riqueza dando regalos y dinero a los pobres y enfermos de su ciudad.  Más adelante llegó a ser un obispo cristiano en la iglesia y un tiempo después se convirtió en san Nicolás”.

“¿Usaba un traje rojo y tenía barba blanca?”, preguntó Mia.

“Nadie sabe cómo era la apariencia de San Nicolás. Solo sabemos que tenía la reputación de dar a los necesitados”, comentó su padre.

“¡Así como nosotros llenamos estas cajas de zapatos para los niños menos afortunados!”, exclamó Mia.

“¡Exactamente!”, afirmó papá.  “La gente suele asociar a Papá Noel con recibir muchos regalos.  En vez de eso, creo que deberíamos pensar en San Nicolás y dar a los demás.  Y recuerda, la razón por la que San Nicolás compartía lo que tenía con otros era para mostrarles el amor de Jesús.  Como cristiano, sabía que el mayor regalo que podíamos recibir era Jesús, quien se hizo humano para salvarnos del pecado.  De eso se trata la Navidad, ¡de celebrar el regalo que es Jesús!”  —  KENDRA ANGLE

DA GENEROSAMENTE A OTROS

VERSÍCULO CLAVE: 2  CORINTIOS 9:15 (NTV)

¡GRACIAS A DIOS POR ESTE DON QUE ES TAN MARAVILLOSO QUE NO PUEDE DESCRIBIRSE CON PALABRAS!

¿Te enfocas en dar a otros en Navidad?  A veces es fácil hacer que la Navidad se trate de recibir regalos para nosotros mismos, en lugar de pensar en cómo podemos dar a otros.  El dinero y los regalos no son lo único que podemos dar.  Comparte una palabra amable, haz algo extra en la casa o deja que alguien vaya antes que tú en la fila.  Cuando das, apuntas hacia el mejor regalo de todos: Jesús.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.