Fe neblinosa

Malena se sonó la nariz.  Otra vez.  “Mamá, ¿cuánto duran las alergias?”, preguntó, mientras salían del consultorio del médico.

La mamá sonrió como un gesto de solidaridad.  “El doctor dice que tienes alergia estacional, así que probablemente la tendrás por un par de meses más”.

“Qué mal”, susurró Malena con tristeza.  Se sentía congestionada y su cabeza estaba neblinosa.

“Sé que no te sientes bien”, señaló mamá.  “Pronto llegaremos a casa”.

Cuando pasaron por un puente, un manto de niebla salió de la nada y los rodeó.  Malena miró por la ventada del automóvil, para tratar de ver el agua debajo del puente, pero era como si todo hubiera desaparecido.

“Cielos, no puedo ver nada”, murmuró la madre mientras encendía los faros.  Bajó la velocidad y cuidadosamente condujo el automóvil sobre el puente.

Unos minutos más tarde, habían salido del puente y se dirigían a casa.  Malena no podía creer cuán rápidamente pasaron de la densa neblina a un cielo despejado y un sol radiante.  La niña se dio la vuelta para mirar cómo la niebla flotaba lentamente detrás suyo.

“¡Guau!  ¡Qué loco estuvo eso, mamá!”, exclamó.  “¿No tenías miedo al conducir sobre el puente, cuando casi no podías ver?”

La madre asintió.  “Sí, me dio un poquito de miedo”, admitió.  “Pero sabía que llegaríamos al otro lado en algún momento, siempre y cuando mantuviera mis ojos enfocados en lo que estaba frente a mí”.  Mamá apagó los faros y se dirigió hacia el horizonte soleado.  “Sabes, Malena, la fe también puede ser así en ocasiones”, indicó, pensativa.

“¿Cómo?  ¿Neblinosa?”, preguntó Malena.

“A veces habrá días, incluso cuando eres cristiana, en que no siempre sentirás gozo o quizá no sepas qué hacer.  Ahí es cuando debes depender de Jesús para que te muestre el camino a través de tu fe, aunque esté neblinosa”.

“¿Cómo lo hago?”, preguntó nuevamente Malena.

“Leyendo tu Biblia y hablando con Él sobre todo.  Incluso cuando no puedas ver lo que hay frente a ti, aférrate a Jesús y a lo que sabes que es verdadero.  Siempre puedes confiar en que Él estará contigo en la niebla… y cuando salgas al otro lado”. KELLY HOPE

CONFÍA EN JESÚS EN LOS TIEMPOS NEBLINOSOS

VERSÍCULO CLAVE: 2 CORINTIOS 5:7

Porque por fe andamos, no por vista. 

¿Estás atravesando una época neblinosa en tu fe?  A lo mejor no sientas mucho gozo o estés afrontando una situación en la que no estás seguro de qué hacer.  Sigue hablando con Jesús al orar y leer tu Biblia, para conocerlo mejor.  Recuerda que Él te salvó al morir por tus pecados.  Confía en que Él te sacará de la niebla y te mostrará cuál es el próximo paso que debes dar.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.