Excusas bobas

“Hace mucho frío afuera”, señaló Tulio mientras miraba hacia afuera por la ventana.  “¿En serio tenemos que ir hoy a la iglesia?  ¿Por qué mejor no nos quedamos en la casa, calientitos?”

Papá rio.  “No creo que ir a la iglesia sea un sacrificio tan grande.  El automóvil está abrigado y la iglesia también”.

“Aurelio no va”, comentó Tulio.  “Me acaba de enviar un mensaje.  Dice que podría enfermarse si sale en este clima tan frío.  ¡Yo tampoco quiero resfriarme!”

“¿Cómo es que no les preocupaba enfermarse ayer cuando estaban jugando hockey en el lago toda la tarde?”, preguntó Silas, el hermano mayor de Tulio.

“Ah… bueno, ayer no hacía tanto frío”, contestó Tulio en voz baja.

“Estaba casi tan frío”, aseguró Silas mientras encendía la televisión y se dejaba caer en el sillón para darle un vistazo al canal de los deportes.  “¡Oigan! ¡Tienen que ver esto!”

La familia volteó a ver la pantalla del televisor y vio un partido de fútbol en curso.  La nieve caía en la cancha, pero las personas seguían ahí, agrupadas, alentando a sus equipos.

“Qué interesante”, expresó mamá.  “Miles de personas se sientan por horas en el mal tiempo para ver un partido de fútbol mientras que otras personas utilizarán el mismo clima como excusa para no ir a la iglesia”.

El padre asintió.  “Estoy segura de que Satanás se deleita al ver cuán rápidamente podemos encontrar razones para no reunirnos con otros cristianos.  La Palabra de Dios nos dice que pasemos tiempo juntos para aprender sobre Jesús y adorarlo.  Tener comunión regular con otros creyentes nos recuerda del amor de Dios y nos anima en nuestra fe”.  Papá señaló a la televisión.  “Así como esas personas en el estadio, que se abrigan juntas, al estar en un grupo grande se protegen del frío y eso los hace emocionarse del juego”.

“Sí”, Silas miró a su hermano.  “Decir que hace demasiado frío para ir a la iglesia es una excusa boba”.

“Está bien, voy a ponerme mis botas, mi abrigo, mi gorro y mi bufanda”, dijo Tulio con una sonrisa.  “¡No quiero perderme la oportunidad de emocionarme por Jesús con el resto de mi equipo!” – LINDA M. WEDDLE

ASISTE REGULARMENTE A LA IGLESIA

VERSÍCULO CLAVE: HEBREOS 10:25 (PDT)

REUNÁMONOS PARA ANIMARNOS UNOS A OTROS Y CON MAYOR RAZÓN AHORA QUE VEMOS QUE SE ACERCA EL DÍA.

¿Pones excusas bobas para no ir a la iglesia?  A veces hay razones válidas para no ir, pero la iglesia debería ser una parte importante de la vida cristiana.  La iglesia alimenta nuestra fe al recordarnos lo que Jesús ha hecho por nosotros y cómo Él está obrando en nuestras vidas.  Ahí es donde Sus hijos pueden aprender sobre Jesús y adorarlo.  Haz el compromiso de hacer de la iglesia una parte regular de tu vida, ¡sin excusas!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.