Es suficiente

“Entonces, ¿cuál es el gran total?”, preguntó papá mientras Laura contaba el cambio que estaba en la mesa, frente a ella.

“Veintitrés dólares con sesenta y dos centavos”.  La niña puso con tristeza el dinero nuevamente en la caja de zapatos que había utilizado como caja registradora.

“¡Qué bien!”, exclamó su padre.  “Pero ¿por qué tienes la cara larga?”

Laura suspiró.  “He estado vendiendo limonada todo el verano.  Trabajé tan duro y solo gané $23.62”.

“Esa es una cantidad respetable”, aseguró papá.  “No veo cuál es el problema”.

“La iglesia está tratando de levantar $10 000 para alimentar a los pobres del mundo.  ¿De qué servirán $23.62?  ¡No es suficiente!”

El padre sonrió.  “No me digas que esperabas ganar $10 000 vendiendo limonada, ¿o sí?”

“No”, admitió Laura, “pero esperaba ganar mucho más que esto.  ¡En verdad quiero ayudar a alimentar a los hambrientos!”  La niña bajó la cabeza.

“Hija”, señaló papá, “si le das tus $23.62 a Dios, no hay límites en lo que Él puede hacer con esa cantidad”.

La niña levantó la vista y miró escépticamente a su padre.

“¿Recuerdas la historia en la Biblia sobre ese niño que le entregó su almuerzo a Jesús?”, preguntó papá.  “¡Solo tenía cinco panes y dos peces, pero Jesús lo usó para alimentar a más de cinco mil personas!  Si entregas a Dios lo que tengas, Él lo usará de maneras milagrosas”.

Su padre se agachó y recogió una bellota que estaba en el piso.  “¿Ves esto?”  Se la mostró a Laura, dejándola caer en su mano.  “No es mucho, ¿verdad?  Ahora mira hacia arriba”.

La niña siguió la mirada de su padre hacia las ramas del enorme roble que daba sombra a su puesto de limonadas.

“Este árbol que amamos tanto comenzó como una pequeña bellota, como la que está en tu mano”, explicó papá.  “No era la gran cosa, pero Dios lo hizo crecer hasta convertirse en este bello árbol que nos da sombra, alimenta a las ardillas y produce nuevas bellotas que pueden convertirse en más robles.  Y Él hace lo mismo con Su Reino.  Jesús te está usando para mostrar Su amor a otras personas, para que más personas puedan conocerlo.  Para ello, Él usará cualquier cosa que tú le entregues”.

Laura observó cómo un pájaro azul aterrizaba en el viejo roble.  “Gracias, papá.  ¿Podemos llevar ahora este dinero a la iglesia?”  —  SUZANNE FELTON

LO QUE LE OFRECES A DIOS ES SUFICIENTE

VERSÍCULO CLAVE: MARCOS 4:31-32 (NTV)

[ EL REINO DE DIOS] ES COMO UNA SEMILLA DE MOSTAZA…   ES LA MÁS PEQUEÑA DE TODAS LAS SEMILLAS, PERO SE CONVIERTE EN LA PLANTA MÁS GRANDE DEL HUERTO.

¿Sientes que nada de lo que haces podrá marcar la diferencia?  Quizá creas que eres muy poca edad o muy poca estatura para ayudar, o que los problemas del mundo simplemente son demasiado grandes.  No te desanimes.  Si conoces a Jesús, Él te usará para hacer crecer Su Reino.  ¡Sea lo que sea que tengas, tiempo, talento, dinero, es suficiente para que Él lo use para hacer cosas asombrosas!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.