En el fuego

Papá se tragó un enorme bocado de hamburguesa y miró alrededor de la mesa, durante la cena.  “Hoy aprendí algo nuevo en ese libro que estoy leyendo sobre el parque de Yellowstone”, compartió.  “¡Me muero por ir al parque!”  Los ojos de la madre brillaban de la emoción.

“Papá, ¿qué aprendiste?”, preguntó Alegría.

“Bueno, ¿te acuerdas de lo que sucede después de un incendio en el bosque?”

“Sí, ¡un nuevo crecimiento!  Los incendios en realidad pueden ser algo bueno para un bosque”, comentó Jaime mientras introducía una papa frita en su boca.

El padre asintió.  “En Yellowstone, el árbol llamado pino contorto es uno de los primeros en comenzar a crecer después que un incendio arrasa con el bosque.  De hecho, los conos de este árbol están sellados con una especie de alquitrán que protege a las semillas que están adentro.  Las semillas no pueden ser liberadas del cono hasta que sean expuestas a cierto nivel de calor.  Una vez que los conos alcanzan una temperatura suficientemente alta, las semillas salen y empieza un nuevo proceso de crecimiento”.

“¡Eso es algo que no sabía!”, exclamó mamá.  “El pino contorto me recuerda a nuestras vidas, como cristianos.  Dios permite que pasemos por pruebas y dificultades, pero siempre tienen un propósito.  De las cenizas de nuestro dolor y tristeza, Dios puede crear algo nuevo y hermoso”.

“¡Oigan!  ¡Es como la historia de José!  Él fue arrojado en una cisterna, vendido como esclavo y enviado a la cárcel bajo una acusación falsa”.  Jaime movió su cabeza en desaprobación.  “¡Eso sí que es pasar por el fuego!”

“¡Claro!”, añadió Alegría.  “Pero José siguió confiando en Dios.  En la escuela dominical aprendimos que él nombró a uno de sus hijos Efraín, que significa ‘Dios me hizo fructificar en la tierra de mi sufrimiento’”.

“Estoy seguro de que Dios tiene un propósito para el dolor que atravesamos”, afirmó papá.  “Del mismo modo que José, puede que no nos demos cuenta de los caminos de Dios, pero podemos confiar en que Él es bueno y puede traer un nuevo crecimiento después de los incendios que atravesamos.  Después de todo, Jesús mismo experimentó el sufrimiento y la muerte para que pudiéramos ser salvos y tener vida eterna”.

“Papá, ¡tengo una idea genial!”, interrumpió Jaime.  “Cuando veamos esos árboles en Yellowstone, tomémonos una fotografía familiar junto a uno de ellos, como recordatorio de que siempre podemos confiar en Jesús… ¡incluso cuando hay fuego!”  —  SAVANNAH COLEMAN

CONFÍA EN JESÚS CUANDO PASES POR PRUEBAS

VERSÍCULO CLAVE: SALMO 66:12

PASAMOS POR EL FUEGO Y POR EL AGUA, PERO TÚ NOS SACASTE A UN LUGAR DE ABUNDANCIA.

¿Estás  tú o alguien que conozcas pasando por alguna prueba en este momento?  Todos en el mundo pasan por tiempos difíciles y dolorosos.  Si conoces a Jesús, puedes estar seguro de que Él te ayudará cuando pases por el fuego.  Recuerda el dolor que Él sufrió para salvarte, y confía en que estará contigo y usará las pruebas en tu vida para Sus buenos propósitos.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.