El reflejo

“¿Por qué mamá tuvo ese accidente y hacerse daño?”, preguntó Polibio mientras iban de camino a visitarla al hospital.  “Sé que las carreteras estaban mojadas y resbalosas, pero otros automóviles viajaron a salvo ese día.  Entonces, ¿por qué Dios permitió que mamá tuviera ese accidente?”

Papá suspiró.  “No sé por qué Dios lo permitió, hijo, pero sí sé que Él prometió que hará que todo obre para nuestro bien, incluso si suceden cosas malas”.

Polibio miró en silencio por la ventana.  Simplemente no podía ver cómo podría salir algo bueno del hecho que su madre haya estado en un accidente.

Al día siguiente, la clase de Polibio realizó una excursión a una planta refinadora de plata.  Un guía les explicó un poco sobre el complicado proceso de refinamiento y, al final del tour, les mostró un pequeño horno de apariencia primitiva.  “Hace muchos años, los refinadores de plata calentaban el mineral en hornos como este”, señaló el guía.  “Tenían que enfriarlo y volverlo a calentar una y otra vez.  Era un proceso muy largo para que las impurezas pudieran ser finalmente removidas”.

“¿Cómo sabían cuando la plata estaba pura?”, preguntó Polibio.

“Dicen que cuando el platero podía ver una clara imagen de sí mismo en la plata, entonces sabía que su trabajo estaba terminado”, aseguró el guía.

Cuando Polibio visitó a su madre en el hospital esa noche, le contó sobre su excursión y lo que le había enseñado el guía.

“Creo que esa es una buena ilustración de lo que Dios está haciendo en mi vida”, afirmó mamá.  “Me parece que Él permitió que yo fuera puesta en el horno del sufrimiento para que mi vida refleje Su imagen más claramente”.

“¿A qué te refieres?”, preguntó Polibio.

“Antes de mi accidente, estaba ocupada con toda clase de proyectos, y todos eran buenos”, respondió su madre.  “Pero ahora que tengo que estar en reposo, me doy cuenta de que estaba haciendo todas esas cosas porque me sentía más valiosa y en control cuando trabajaba duro.  El no poder hacer nada me ha recordado que Jesús es el único que tiene el control y Él me ama por lo que soy, no por lo que yo pueda lograr.  Creo que Él está usando esta experiencia para ayudarme a confiar en Él y reflejar Su imagen a los demás”.  —  RAELENE E. PHILLIPS

PERMITE QUE DIOS TE REFINE

VERSÍCULO CLAVE: JOB 23:10

CUANDO [DIOS] ME HAYA PROBADO, SALDRÉ COMO EL ORO.

¿Alguna vez te has preguntado por qué tú u otra persona tienen que sufrir?  Es probable que, para llamar tu atención, Dios use una experiencia difícil para ayudarte a entender Su verdad y amor.  Aun cuando fuera doloroso, Dios promete usar todo lo que Él permita para tu bien, y estará contigo en cada paso.  Confía en que el Señor usará las situaciones difíciles que afrontas para refinarte y que seas más como Jesús.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.