Doble adopción

Marga nunca se cansaba de oír la historia de cómo sus padres la llevaron a casa desde la agencia de adopciones.  “Solo tenías seis semanas de nacida”, le contó una noche su padre, cuando ella le rogó que quería oír el relato una vez más.  “Nunca olvidaré cuando la agencia me llamó para decir que tenían un bebé para nosotros.  Yo estaba en el trabajo y me emocioné tanto que me olvidé de preguntar si era niño o niña”.  Todos rieron al recordar el feliz evento.

La mamá continuó con la historia.  “El camino a casa fue largo, y nos mandaron un biberón para que pudiéramos alimentarte durante el viaje.  Pero siempre te quedabas dormida cuando se suponía que debías estar comiendo”.

Marga dejó escapar una risita.  “Entonces papá se puso a tocar la bocina para tratar de despertarme, ¿verdad?”

“Sí, eso fue lo que hice”, comentó el padre con una sonrisa.  “Supongo que fui un poquito ingenuo”.

“Así que me adoptaron”, indicó Marga.  “¿Me podrían explicar otra vez lo que significa la palabra adoptar?”

“Significa acoger algo como propio”, explicó mamá.  “En el caso de padres e hijos, significa acoger voluntariamente a un hijo de otros padres como si fuera propio”.  La madre abrazó fuertemente a Marga.  “Te acogimos muy gustosamente como nuestra propia hija.  No teníamos que hacerlo, pero te queríamos.  Estamos muy agradecidos porque el Señor nos unió”.

“Yo también”, aseguró Marga.

“¿Sabes, Marga?”, señaló papá, “la Biblia habla sobre la adopción.  Dios quiere adoptarnos en Su familia.  La Biblia dice que cuando confiamos en el Hijo de Dios, Jesús, Dios nos acepta como Sus propios hijos”.

“Eso es verdad, y ser adoptados en la familia de Dios es mucho más maravilloso que ser adoptada en nuestra familia”, aseguró mamá.  “Nos convertimos en hijos de Dios y en herederos… somos coherederos con Jesús”.

“Entonces he sido adoptada dos veces”, exclamó Marga.  “Fui adoptada en su familia cuando era bebé y fui adoptada en la familia de Dios cuando puse mi confianza en Jesús.  Ahora pertenezco a ustedes y pertenezco a Dios”.  La niña sonrió.  “¡Me encanta ser adoptada!” – CHARLES VANDER MEER

DIOS QUIERE ADOPTARTE

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 1:12 (NTV)

A TODOS LOS QUE CREYERON EN ÉL Y LO RECIBIERON, LES DIO EL DERECHO DE LLEGAR A SER HIJOS DE DIOS. 

¿Has sido adoptado en la familia de Dios?  Aun si tienes una maravillosa familia aquí en la tierra, Dios quiere que te hagas parte de Su familia también.  Solo puedes llegar a ser un hijo y heredero de Dios cuando pones tu confianza en Jesús como tu Salvador.  ¿Qué podría ser más maravilloso que eso?  ¡Conviértete en un hijo de Dios hoy mismo!  (Presiona aquí para que conozcas acerca de las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.