Cuando el amor es difícil

Mamá se dio vuelta mientras lavaba los platos al escuchar un portazo y pasos corriendo rápidamente por las gradas.

“¡Mamá!”, chilló Alicia cuando entró corriendo a la cocina.  “Carla se está portando mal conmigo, ¡y hasta dijo que odia la Navidad!”

La madre de acogida de Alicia se secó las manos.  “Oí gritos arriba y me preguntaba qué estaría pasando”.

“Le pedí que me ayudara a buscar en Internet juguetes para la Navidad”, explicó Alicia, “pero ella solo se enojó y me gritó”.

Mamá le sirvió a Alicia un vaso de agua mientras se sentaban en la mesa.  “Corazón, carla acaba de mudarse a la casa hace un mes.  Todavía le cuesta adaptarse a los fuertes cambios en su vida.  Sí recuerdas cómo fue eso para ti, ¿verdad?”  Alicia se encogió de hombros mientras tomaba su agua.  “La Navidad puede ser una época difícil para algunas personas”, agregó su madre.  “En lugar de ser una celebración, a veces puede recordarles a las personas y cosas que perdieron”.

“Oh, ¿como la señora Solórzano, que vive en la casa de al lado?”, preguntó Alicia, recordando cómo le llevaban alimentos a su anciana vecina después que su esposo falleciera.

“Sí, exactamente”, respondió su madre.  “La señora Solórzano probablemente tendrá una Navidad difícil este año, porque echará de menos a su esposo.  Quizá podamos pensar en algún modo de demostrarle amor”.

Alicia sonrió.  “¡A ella le encantan mis galletas de chispas de chocolate!  ¿Podría hacerle galletas?”

“Me parece una idea maravillosa.  ¿Qué tal si también compartes esas galletas con Carla?”

La cara de Alicia se puso larga otra vez.  “Pero ella se portó tan mala conmigo.  ¿Por qué tengo que hacerle galletas?”

Mamá señaló una placa que estaba encima del lavaplatos, que decía: “Las personas necesitan más amor cuando menos lo merezcan”.  “Puede que Carla no actúe de una forma muy amorosa contigo, pero eso no cambia el hecho que ella necesita nuestro amor.  ¿No sería triste si Jesús solo nos amara cuando lo mereciéramos?”

“Bueno, supongo que es cierto”, Alicia estuvo de acuerdo.  “Compartir galletas de chispas de chocolate es algo muy pequeño en comparación con cuánto Jesús me ama”.

Su madre sonrió.  “Esa es una excelente actitud, hijita.  Ve, empieza a hacer las galletas mientras voy a platicar un rato con Carla”.  —  KAREN MCMILLAN

ÁMENSE UNOS A OTROS

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 13:34

UN MANDAMIENTO NUEVO LES DOY: “QUE SE AMEN LOS UNOS A LOS OTROS”; QUE COMO YO LOS HE AMADO, ASÍ TAMBIÉN SE AMEN LOS UNOS A LOS OTROS.

¿Sientes que solo deberías amar a las personas que son amorosas contigo?  No es así como Jesús nos ama.  Él nos mostró Su amor al venir a la tierra y morir por nuestros pecados cuando menos lo merecíamos.  Esta Navidad busca la manera de mostrar amor a las personas que quizá están tristes o que sufren  que tal vez no actúan muy amorosamente con los demás.  Sé igual a Jesús y ama a otros aun cuando no lo merezcan.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.