Creados diferentes

“Me gustaría ser divertido como Eduardo”, comentó Marcos antes de dejarse caer en una silla.  “Él cae bien a todos.  Eduardo dice cosas que hacen que todos en clase se rían.  Cada vez que trato de contar bromas, nadie se ríe.  Papá, ¿cómo puedo ser gracioso?”

“A ver, pensemos en ti por un minuto”, indicó su padre.  “Me acabas de decir lo gracioso que es Eduardo.  ¿Y qué tienes tú que sea genial?”

“¿Yo?”  Marcos se encogió de hombros.  “No sé.  Supongo que nada”.

“Oh, yo creo que sí tienes muchas cosas”, aseguró su padre.  “He notado que ayudas mucho y eres amable con todos.  Me encanta cómo eres, aun si no eres tan gracioso como Eduardo”.

“Bueno, yo preferiría ser como Eduardo”, balbuceó Marcos antes de levantarse e irse a otro lugar.

El sábado Marcos estaba ansioso por jugar con su equipo de fútbol en la liga juvenil local.  Antes de que empezara el partido, el entrenador explicó que uno de los delanteros llegaría tarde.  “Jugarás de delantero por un rato, en vez de ser arquero, Marcos”, le ordenó el entrenador.  “Gael será el arquero para empezar”.

Durante los primeros 20 minutos, el equipo no jugó tan bien como usualmente lo hacía.  A Marcos le costaba mover los pies como delantero y el otro equipo metió un gol porque el arquero dejó pasar la pelota.  “¡César!  ¡Me alegra tanto verte!”, exclamó Marcos cuando apareció el niño que faltaba.  Marcos regresó agradecido a su posición regular como arquero.  Durante el resto del juego, protegió con mucha destreza al arco y su equipo celebró una victoria que les costó mucho alcanzar.

“No me gustó para nada ser delantero hoy.  Soy mucho mejor como arquero”, le comentó Marcos a su papá cuando iban de regreso a su casa.  “Me alegra que a los otros niños les gusta jugar en otras posiciones y no todos quieren ser arqueros”.

“Un equipo lleno de arqueros no sería muy bueno, ¿no crees?”, le preguntó el padre.  “Dios no nos creó a todos para que seamos arqueros… y tampoco nos creó a todos para que seamos graciosos como Eduardo.  Dios nos creó para que seamos diferentes y nos ama a cada uno de nosotros.  Él te creó para que seas tú, no para que seas Eduardo, y te está formando para que seas más como Jesús y reflejes Su amor a otros en tu manera única y particular.  Siempre brillarás más cuando estés siendo tú, no cuando trates de ser como otra persona”.

Marcos asintió pensativamente.  “Está bien, papá.  Me enfocaré en ser yo en lugar de ser alguien que no soy”.  —  MICHAEL R. BLACKMAN

DIOS TE CREÓ PARA QUE SEAS TÚ

VERSÍCULO CLAVE: SALMO 139:14

TE DARÉ GRACIAS, PORQUE ASOMBROSA Y MARAVILLOSAMENTE HE SIDO HECHO; MARAVILLOSAS SON TUS OBRAS, Y MI ALMA LO SABE MUY BIEN.

¿Alguna vez has querido ser como otra persona?  ¿Quisieras ser más deportista?  ¿O un mejor artista?  ¿Crees que eres demasiado tímido?  ¿O que hablas demasiado?  Dios creó a cada persona diferente, con nuestros propios talentos y personalidades, y nos ama profundamente a cada uno de nosotros.  ¿Cuáles son algunas cosas geniales acerca de ti?  ¡Dale gracias a Dios por haberte creado tal y como eres!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.