Andar de manera digna (Parte 1)

Lola arrojó su mochila en el automóvil y dio un portazo después de entrar al automóvil.  Con un bufido, cruzó los brazos y puso una cara enfurruñada. 

En silenció, su padre condujo para salir del estacionamiento de la escuela y se unió al tráfico que se dirigía a su hogar en Lagos, Nigeria.  “¿Tuviste un día difícil?”, preguntó al fin, buscando los ojos de Lola en el espejo retrovisor.

“¡Fue horrible!”, exclamó la niña.  “La señora Coker me nombró capitana de la clase por un día, pero luego me avergonzó frente a todos al decir que yo no actuaba con capitana, e hizo que Ronke tomara mi lugar.  ¡Nunca volveré a esa escuela!”

“Sí parece que fue difícil”, declaró papá.  “¿Por qué lo hizo?”

“Bueno…”  Lola vaciló.  “Lo único que hice fue leer una nota que me pasó Dami.  Era muy graciosa y nos estábamos riendo cuando la señora Coker regresó al aula”.

“¿Qué se supone que debías estar haciendo?”, preguntó su padre.

“Ella nos dejó una tarea”, contestó Lola.  “Pero yo ya había terminado, ¡y la maestra ni siquiera miró mi trabajo!”

Papá se puso pensativo.  “Esto me recuerda a un versículo bíblico que está en Efesios, en el que Pablo anima a los creyentes a andar de una manera que sea digna de su llamado”.

“¿Qué significa eso?”, preguntó Lola.

“El apóstol Pablo escribió a los creyentes en Éfeso para recordarles que Dios los había llamado a ser Su pueblo y Sus representantes en el mundo.  Él nos alentó a que anden, es decir, que vivan, de tal modo que mostrara a los demás que Jesús los había salvado del pecado y que el Espíritu de Dios vivía en ellos”.

“Oh”, expresó Lola.

“Haber sido elegida capitana de la clase es un honor”, agregó su padre.  “Estoy seguro de que la señora Coke te eligió porque creía que actuarías de tal forma que serías un ejemplo para el resto de la clase y les ayudarías a aprender”.

“Pero no lo hizo”, admitió Lola en voz baja.

“Hoy no”, afirmó papá, “pero eso no significa que no podrás hacerlo mañana o pasado mañana”.

“Tendré que volver a la escuela para que eso suceda”, indicó Lola.

“Sí, tendrás que regresar”, dijo su padre, sonriendo a su hija en el espejo retrovisor.

Lola sonrió también.  “Está bien, iré. ¡Sé que puedo andar de una manera digna y ser una buena capitana de la clase!”  — EMI OYEDELE

VIVE DE MANERA DIGNA

VERSÍCULO CLAVE: EFESIOS 4:1

YO [PABLO]… LES RUEGO QUE USTEDES VIVAN DE UNA MANERA DIGNA DE LA VOCACIÓN CON QUE HAN SIDO LLAMADOS.

¿Vives de una manera que demuestra a los demás que eres de Cristo?  Si conoces a Jesús, Él te ha dado el Espíritu Santo para ayudarte a vivir como Él te ha llamado, una vida que dirija a los demás hacia Él.  Confía en que Jesús te ayudará a andar de una manera digna, para que otros puedan ver que perteneces a Él.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.