Algo hermoso

Me pregunto si mamá volverá a estar bien algún día”, pensó Sabrina mientras salía del automóvil y caminaba con su tía hacia la iglesia.  Sabrina se estaba quedando con ella mientras su papá llevaba a su madre con un médico especial en otra ciudad.

“Mira esa ventana, Sabrina”, indicó la tía Melania, apuntando un vitral que era visible desde afuera del templo.

La niña levantó la vista, pero le impresionó mucho.  “Solo veo un montón de pedazos de vidrio oscuro”, dijo con el ceño fruncido.

“Espera.  Ya lo verás cuando entremos y lo mires otra vez”, respondió la tía Melania.

Después de sentarse, la tía codeó a Sabrina.  “¡Mira!”, exclamó.  La niña levantó la vista.  El brillaba a través de los vidrios de colores, revelando la imagen de unos niños sentados alrededor de Jesús.

Al salir de sus asientos cuando terminó el culto, la tía Melania nuevamente señaló la ventana.  “¿Sabes?  Ese vitral se ve tan diferente cuando la luz del sol brilla a través de sus cristales, y eso me recuerda cómo es la vida”.  Ella se acercó para abrazar a su sobrina.  “Desde nuestro punto de vista, la vida puede parecer oscura y apagada, especialmente cuando pasamos por tiempos difíciles, como la enfermedad de tu mamá.  Pero Jesús puede ayudarnos a ver las cosas desde Su ángulo.  Él puede brillar en medio de las dificultados que afrontamos y formar una hermosa imagen de nuestras vidas”.

Sabrina suspiró profundamente.  “Pero tengo tanto miedo”, admitió.

“Te comprendo”, aseguró la tía Melania, “y Jesús también te entiende.  Él sabe lo que se siente pasar por la adversidad más terrible.  Cristo sufrió y murió para salvarnos del pecado.  Cuando enfrentamos tiempos difíciles en nuestras vidas, Él está cerca y usa estas dificultades para ayudarnos a crecer en nuestra relación con Él mientras mostramos a las personas Su amor.  Jesús puede brillar a través de nuestro sufrimiento para que nosotros y los demás podamos ver más claramente quién es Él”.

Mientras Sabrina miraba fijamente el vitral, el rostro de Jesús pareció iluminarse al brillar el sol a través de los cristales.  La niña sonrió a su tía antes de dirigirse a la puerta.  —  HAZEL W. MARETT

CONFÍA EN JESÚS EN TIEMPOS DE DIFICULTAD

VERSÍCULO CLAVE: 1 CORINTIOS 13:12

PORQUE AHORA VEMOS POR UN ESPEJO, VELADAMENTE, PERO ENTONCES VEREMOS CARA A CARA.

¿Te parece que tu vida está apagada y gris?  Tal vez ha habido enfermedad o una muerte en tu familia.  Quizá tus padres se estén separando o tu mejor amigo se mudó lejos.  Jesús entiende cómo te sientes cuando sufres.  Él afrontó el terrible sufrimiento y la muerte para darte vida eterna.  Cuando afrontes dificultades, Jesús las usará para ayudarte a conocerlo mejor y que llegues a ser más como Él.  Confía en que el Señor hará algo hermoso con tu vida.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.