Afrontar el cambio con valentía

Natán suspiró mientras sacaba la ropa de su armario y la metía en una caja.  No le gustaban los cambios.  Ni siquiera le gustaba cambiar el color de sus calcetines.  Le gustaba hacer las mismas cosas todos los días.  Pero ahora ya nada sería igual.  Él y su familia se iban a mudar a Sudamérica para ser misioneros.

Natán miró su armario vacío y se sintió muy ansioso y asustado.  Todo lo que era familiar para él cambiaría rápidamente.  El niño se desplomó sobre su cama y se echó a llorar.

Su madre entró a la habitación y se sentó en el filo de la cama.  “Hijo, ¿estás bien?”

Natán estaba abrazado de su peluche favorito.  “Todo será muy diferente y eso me tiene preocupado”.

Mamá le dio un fuerte abrazo.  “Sé que nos asustamos un poco al pensar en el futuro, pero Jesús estará con nosotros, al igual que aquí.  Él prometió que nunca nos dejará”.

En ese momento entró a la habitación Sansón, su perro, con un juguete en el hocico, y lo dejó caer al pie de la cama de Natán.  “¿Recuerdas cuando trajimos a Sansón a casa del refugio para animales?  ¿Te acuerdas de lo asustado que estaba?”

Natán asintió.  “Se pasaba escondido en su jaula”.

“Sí, pero en poco tiempo descubrió que estaba a salvo y ya no tenía que esconderse.   Se dio cuenta de que lo queríamos y cuidábamos, así que no tardó mucho en empezar a correr por todos lados y jugar con nosotros.  Ahora podemos sentir la misma seguridad, porque sabemos que le pertenecemos a Jesús y que Él siempre está con nosotros.  Eso nos da la seguridad de que nos sentiremos en casa dondequiera que estemos”.

La madre tomó la Biblia de Natán, que estaba sobre la cómoda, y comenzó a leer.  “Deuteronomio 31:8 dice: ‘El Señor irá delante de ti; Él estará contigo, no te dejará ni te desamparará; no temas ni te acobardes’”.

Después que mamá leyera algunos versículos más y orara con él, Natán comentó: “Si Sansón puede ser valiente, entonces yo también puedo ser valiente porque Dios estará con nosotros dondequiera que vayamos”.

Una semana después, Natán se embarcó en el avión con su mamá y su papá.  Estaba listo para su nueva aventura, ¡e incluso se puso unos calcetines de un color diferente!  —  LISA FULLER

NO TENGAS MIEDO

VERSÍCULO CLAVE: ISAÍAS 41:10 (NTV)

NO TENGAS MIEDO, PORQUE YO ESTOY CONTIGO; NO TE DESALIENTES, PORQUE YO SOY TU DIOS. TE DARÉ FUERZAS Y TE AYUDARÉ; TE SOSTENDRÉ CON MI MANO DERECHA VICTORIOSA.

¿Has experimentado un cambio grande en tu vida?  ¿Sentiste preocupación y ansiedad?  Los cambios pueden ser difíciles, pero podemos afrontarlos aunque nos causen miedo, porque Jesús promete que nos ayudará en el proceso.  Él nos salvó y nunca nos dejará.  En Mateo 28:20, Jesús nos dice: “¡Recuerden! Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”.  ¿No te parece genial?

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.