Un ritmo mejor

Jacobo suspiró y soltó su mochila en la cocina cuando llegó a casa después de la escuela.

“Apúrate y come”, le indicó su madre mientras le entregaba leche con galletas.  “Tus clases de piano empiezan en quince minutos”.

Jacobo se quejó.  “¿Tengo que hacerlo, mamá?  Mi entrenador de baloncesto quiere que practiquemos el lanzamiento de canastas esta tarde y también quisiera antes relajarme y ver un poco de televisión”.

Su madre hizo un gesto negativo con la cabeza.  “Ya pagué tus clases de piano.  Después de eso te llevaré al gimnasio”.

El niño refunfuñó mientras tomaba la partitura y su pelota de básquetbol, y seguía a su mamá que salió por la puerta.

En la cena, Jacobo se frotó los ojos y casi no comió.

“Te ves cansado”, comentó su padre.  “¿Cómo está tu horario esta semana?”

“Mañana tengo que ir a la biblioteca, el miércoles tengo coro, el jueves tengo karate y el viernes tengo un partido de baloncesto”.

“Creo que deberías bajar el ritmo”, sugirió el padre.

“Papá tiene razón”, afirmó mamá.  “Tantas actividades pueden estresarnos.  Tenemos que seguir el ejemplo de Jesús”.

“¿Jesús se estresó?”, preguntó Jacobo.

“Él se cansaba y necesitaba descansar”, explicó su padre.  “Se tomó descansos de enseñar a la gente para poder reponerse y estar con Su Padre”.

Jacobo tomó un sorbo de agua.  “Él hizo muchas cosas que hacer durante Sus años en la tierra.  ¿Por qué descansó?”

“Jesús aprovechó Su tiempo al máximo, y eso incluía el descanso”, contestó papá.  “Descansar renueva nuestras fuerzas y nos ayuda a poner nuestro enfoque en Dios, en vez de vernos solo a nosotros mismos.  Después de todo, Jesús ya hizo la obra de salvarnos.  En lugar de quedarnos atrapados en una gran cantidad de actividades que nos estresan, debemos descansar y recordar lo que Él ha hecho por nosotros”.

Mamá miró a Jacobo.  “Busquemos dos actividades por semana durante las tardes y veamos si eso te ayuda a sentirte mejor”.

“¡Está bien!”, aceptó el niño.  “Eso significa que tendré más tiempo para la televisión y los videojuegos”.

“Puedes tener un poco de tiempo para eso”, aseguró su padre.  “Pero no te olvides de pasar tiempo con Jesús”.  —  LINDA RAY CENTER

DESCANSA Y PASA TIEMPO CON JESÚS

VERSÍCULO CLAVE: MARCOS 6:31

[JESÚS] LES DIJO: “VENGAN, APÁRTENSE DE LOS DEMÁS A UN LUGAR SOLITARIO Y DESCANSEN UN POCO”.

¿Estás cansado la mayor parte de los días?  ¿Te está estresando tener tantas actividades?  Probablemente sea el momento de soltar algunas de tus actividades para que puedas descansar, tanto física como espiritualmente.  Aparta tiempo para hacer cosas divertidas que te traigan descanso, y también pasa tiempo con Jesús.  A causa de Su sacrificio, la obra de tu salvación está completa.  Así que relájate, descansa y recuerda  cuánto te ama Jesús.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.