Tiempo bien aprovechado

—¡Guau! —exclamó Román mientras desenvolvía un videojuego que le dieron por su cumpleaños—. ¡Esto es lo que quería! —también recibió otros regalos, incluyendo una gorra de béisbol, dinero de sus abuelos, una sudadera y una chaqueta—. ¡Este ha sido el mejor cumpleaños de mi vida!

—Aquí hay un paquete más para ti —indicó mamá mientras le entregaba una pequeña caja a Román.

—¿Otro más? —el niño estaba sorprendido y rápidamente empezó a romper el papel de regalo—. ¿Un juego de papel y sobres para escribir cartas? ¿Para mí? —él frunció el ceño—. ¡Esto es para niñas!

—Es una caja de tarjetas de agradecimiento —explicó su madre—. Antes que hagas cualquier otra cosa, debes sentarte y escribir notitas de agradecimiento para tus abuelos por el dinero que te enviaron y por la sudadera.

—Ahora no, mamá —se quejó Román—. Quiero poner mi videojuego nuevo. Escribiré las notitas más tarde, lo prometo.

—Sé que tienes toda la buena intención, pero también sé que es muy fácil seguir dejándolo para más tarde —opinó mamá—. Todos los que te dieron un regalo gastaron tiempo y dinero para demostrarte que te aman… ese es un tiempo y dinero que pudieron haber usado de otra manera. Ahora tienes que dedicar el tiempo para sentarte y escribirles una notita corta para darles las gracias.

Román refunfuñó, pero se puso a escribir las notas de agradecimiento. Veinte minutos después, las notas estaban terminadas y Román pasó el resto del día disfrutando sus regalos.

Durante la cena, la familia se reunió para orar.

—Román recibió muy lindos regalos hoy —dijo papá—, y todos los días el Señor nos da regalos a todos. Muchas veces estamos tan ocupados disfrutándolos que nos olvidamos de darle gracias a Dios.

—También estaba muy apurado para disfrutar de mis regalos —admitió Román—. Quería esperar para escribir las cartas de agradecimiento, pero mamá no me dejó.

Su madre rio.

—Escribir esas notas no te tomó mucho tiempo, ¿verdad? Y fue un tiempo bien aprovechado. Ahora no tienes que acordarte de hacerlo después.

—¿Sabes lo que voy a comenzar a hacer? —preguntó Román—. Voy a empezar a hacer oraciones de agradecimiento a Jesús antes de pedirle cosas. No quiero olvidarme darle gracias por todo lo que ha hecho por mí. ¡Voy a comenzar a hacerlo ahora!

BARBARA J. WESTBERG

TOMA EL TIEMPO PARA DAR LAS GRACIAS

VERSÍCULO CLAVE: SALMO 92:1

BUENO ES DAR GRACIAS AL SEÑOR, Y CANTAR ALABANZAS A TU NOMBRE, OH, ALTÍSIMO.

¿Das gracias a las personas que han sido buenas contigo? ¿También a Jesús? ¿Le das gracias por todo lo que ha hecho por ti? Él murió por tus pecados, te hizo hijo o hija de Dios y te provee todo lo que necesitas cada día. En la lectura bíblica de hoy, Jesús sanó a diez leprosos, pero solo uno regresó para dar las gracias. No seas como los nueve que no mostraron gratitud. Toma el tiempo hoy y todos los días para ofrecer gracias a Jesús.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.