Rayo de luz

Luz Amparo encontró una mesa en la cafetería y abrió su computadora mientras su hermano fue a comprar una taza de café.  Cuando Ricardo vino a sentarse a su lado con su chai latte, notó que su hermana veía fijamente la pantalla de su computadora con el ceño fruncido.  “¿Qué estás mirando?”, preguntó.

Luz Amparo volteó la pantalla para que él pudiera verla.  “Este mundo está tan perdido, Ricardo.  Mira este artículo.  La gente muere por cientos en Afganistán por creer en Jesús, ¡y nadie hace nada!”

“Sí, es terrible, ¿verdad?”, comentó Ricardo.  “Jesús incluso profetizó que esto sucedería, antes de morir en la cruz por nosotros.  Él advirtió que los cristianos enfrentarían persecución e incluso la muerte por seguirlo, pero todavía causa mucha tristeza oír esas noticias”.

“Me enoja tanto.  ¡Y mira ESTO!”  Luz Amparo desplazó la pantalla hacia abajo.  “Otra noticia terrible sobre un perrito perdido que no tiene un hogar.  No es tan horrible como la otra, pero también es triste”.

Ricardo asintió.  “Mientras más leo las noticias, veo más y más cosas malas que suceden en el mundo.  Pero estoy tan agradecido porque, como cristianos, podemos ser luces en este mundo.  ¡Ja!  De hecho, por esa razón te pusieron ese nombre, ¿lo sabías?”

“Sí, lo sé”, aseguró Luz Amparo.  “Pero me da la sensación de que hay tanta oscuridad en este mundo como para hacer alguna diferencia.  Me parece que todo está tan mal”.

“Bueno, te llamas Luz Amparo por una razón.  Y se necesita que solo brille un pequeño rayo de luz en una habitación para transformarla por completo.  ¡Mientras más oscuro esté adentro, más impacto tendrá la luz en esa habitación!  Al igual que todos los cristianos, tú brillas con la luz de Jesús.  Cada uno de nosotros es un rayo de luz que brilla en este mundo de tinieblas”.

“Guau… ¡qué genial escucharlo!  Pero ¿qué significa ser luz en este mundo?”, preguntó Luz Amparo.

“Es muy simple.  Deja que la luz de Dios brille desde tu interior para que todos la puedan ver.  Trata a los demás como Jesús lo hizo.  Cuéntales sobre lo que Él hizo para salvarnos.  Recuerda Su promesa de que algún día hará nuevas todas las cosas.  El mundo no será así para siempre porque la luz de Jesús es más fuerte que la oscuridad”.  —  ALEX CHILDS

SÉ UNA LUZ

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 16:33 (NVI)

YO [JESÚS] LES HE DICHO ESTAS COSAS PARA QUE EN MÍ HALLEN PAZ. EN ESTE MUNDO AFRONTARÁN AFLICCIONES, PERO ¡ANÍMENSE! YO HE VENCIDO AL MUNDO.

Hay veces en que este mundo parece tan oscuro, ¿verdad?  ¡Pero Jesús hace brillar Su esperanza y Su amor en las tinieblas y somos Sus rayos de luz!  Debido a que confiamos en Él, podemos ayudar a que este mundo sea menos oscuro al compartir Su verdad y Su amor.  Haz brillar la luz que Jesús te ha dado hoy al mostrar tu amistad a otros, al compartir historias de Jesús con ellos y contarles cómo has visto a Dios obrar en tu vida.  ¡Es así de fácil!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.