¿Quién necesita hermanos?

—Carlita sintió un fuerte golpe bajo la mesa.

—Déjame en paz, Bruno —susurró mientas le lanzaba una patada a su hermano. Él le puso mala cara y regresó a ver a su padre, que estaba leyendo un pasaje de la Biblia para el devocional familiar.

—En todo tiempo ama el amigo —leyó papá—, el hermano nace para tiempo de angustia —él levantó la mirada—. Se refiere a los momentos difíciles —explicó.

—¡Eso no tienes que decirlo dos veces! —exclamó Carlita—. Los hermanos no son buenos para nada, excepto para causarnos momentos difíciles.

—¡Espera! —indicó su padre—. Eso no es lo que dice el versículo. Una traducción de la Biblia dice: «Un hermano nace para ayudar en tiempo de necesidad». Se refiere a tiempos como cuando… bueno, como cuando te caíste de la resbaladilla en la escuela, Carlita, y tu hermano corrió a buscar a la maestra y después se quedó contigo.

—¡Sí, Carlita! —soltó de sopetón, volviendo a pellizcar a su hermana.

Su madre se dio la vuelta para mirar a Bruno.

—¿Y recuerdas lo que sucedió ayer cuando botaste tu cuaderno? ¿Quién salió corriendo a recoger todos los papeles que se volaron por la calle? —preguntó, sorprendiendo a su hijo.

—Eh… bueno… fue Carlita —respondió Bruno, y agregó rápidamente—: Pero ese versículo no habla sobre las hermanas.

—Oh, creo que las incluye —aseguró papá—. La frase «un hermano nace para el tiempo de angustia» significa que Dios nos dio hermano sy hermanas que estarán aquí para ayudarnos cuando vengan los problemas.

Mamá añadió:

—Todos los hermanos pelean de vez en cuando, pero ustedes deberían aprender a apreciarse mutuamente, a pesar de que peleen. Dios quiere que hermanos y hermanas se amen y apoyen unos a otros, en familias individuales y también en la familia de Dios.

Su padre asintió.

—La Biblia dice que los cristianos son hermanos y hermanas en Cristo. Él nos hizo parte de Su familia, para que podamos amarnos y cuidarnos unos a otros y ofrecernos ayuda en los momentos difíciles —papá sonrió—. Entonces ustedes dos deberían amarse y ayudarse mutuamente porque son hermanos en dos familias, en la nuestra y en la de Dios.

Bruno pestañeó.

—Oye, Carlita, esta noche voy a pasar por un momento muy difícil cuando me toque sacar la basura.

—¡Claro que sí! —afirmó Carlita, pero después sonrió—. Está bien, yo te ayudo.

SARA L. NELSON

APRECIA A TUS HERMANOS

VERSÍCULO CLAVE: PROVERBIOS 17:17 (NTV)

UN HERMANO [O HERMANA] NACE PARA AYUDAR EN TIEMPO DE NECESIDAD. 

¿Aprecias a tus hermanos y hermanas? Dios te dio a tus hermanos para que se amen y cuiden unos a otros, y para que se ayuden en los momentos difíciles. Si confías en Jesús y tus hermanos también, eso significa que también son tus hermanos en Cristo. Dale gracias a Dios por tus hermanos y hermanas, tanto en tu familia como en Su familia. Son una parte importante de tu vida.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.