Las mentiras no se adhieren

Lily estaba llorando cuando su madre fue a recogerla de la escuela.  “¿Qué pasó?”, preguntó mamá cuando la niña se subió al automóvil.

Entre sollozos, Lily le contó: “Una de las niñas les dijo a los demás que tengo miedo de subir en el autobús para ir a casa”.

“Ambas sabemos que eso no es verdad”, aseguró su madre.  “Yo vengo a recogerte para que puedas llegar a tiempo a tu entrenamiento de fútbol, a las clases de piano y demás actividades que tienes después de la escuela”.

“Traté de decirles eso a los demás, pero no sé si me creyeron”, señaló Lily.

“Bueno, ellos te conocen por mucho tiempo y deberían ser lo suficientemente astutos para no caer en una mentira acerca de ti”, opinó mamá.  “Pero si es lo que creen, eso no cambia la verdad”.

Cuando llegaron a su hogar después de la clase de piano de Lily, su madre sacó una caja de acuarelas y rollo de papel encerado.  “A ver, hija, quiero que trates de hacer una cosa”.  Mamá arrancó una hoja del papel encerado y se la entregó a la niña.  “Trata de pintar aquí”.

“Estás bromeando, ¿verdad?”, dijo Lily.  “¿En papel encerado?”

“Solo inténtalo”, indicó su madre.  Entonces la niña pintó con un pincel un poco de acuarela azul en el papel encerado para tratar de hacer un río.  La pintura se deslizaba por todos lados.  Luego se detuvo y formó unas gotitas que parecían de lluvia.  Lily refunfuñó. 

“Trata de pintar algo más”, le sugirió mamá.

Lily mojó su pincel en la acuarela verde y trató de pintar un árbol, pero una vez más, la pintura se movió en todas las direcciones.  Después se hizo gotitas, al igual que la acuarela azul.

“Me rindo”, expresó la niña.  “La pintura no se adhiere al papel”.

“Tienes razón”, afirmó su madre.  “Y lo mismo pasa con las mentiras.  Puede que la gente diga cosas que no son ciertas acerca de ti, pero no importa lo que crean los demás i, porque la opinión de Jesús sobre ti nunca cambiará.  Eres Su hija.  Jesús te ama y te ayudará a crecer para que seas más como Él.  A pesar de que duele cuando otras personas dicen o creen mentiras sobre ti, eso no cambia la verdad.  Recuerda que le perteneces a Jesús y que Él siempre está contigo.  Cuando te paras firme en esa verdad, eso ayudará a los demás a que también miren la verdad acerca de ti”.

Lily dejó a un lado su pincel.  “Está bien, mamá.  En lugar de tener miedo de las mentiras, recordaré la verdad”.  —  DAVID J. BELLEAU

LAS MENTIRAS NO CAMBIAN LA VERDAD

VERSÍCULO CLAVE: SALMO 26:1 (NVI)

HAZME JUSTICIA, SEÑOR, PUES HE LLEVADO UNA VIDA INTACHABLE.

¿Ha dicho alguien una mentira sobre ti?  Duele cuando una persona dice cosas que no son ciertas, y duele cuando otros les creen.  Pero las mentiras no cambian la verdad.  Jesús te ama y Su opinión de ti es la única que importa.  Él jamás te dejará, sin importar lo que otros digan sobre ti.  Cuando la gente propague mentiras sobre ti, párate firme en la verdad de quién eres en Jesús.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.