Flotó al fin

¡Y bajo el agua se sumergió Gastón!  Luego salió salpicando gotas por todas partes.  “¿Qué hice mal?”, le preguntó a la tía Susana.  Él y su hermana estaban pasando una semana con su tía que vivía en una cabaña junto al lago, y esta les enseñaba a flotar.  Gastón miró a Verónica: “¡Está acostada en el agua!”, exclamó.  “¿Por qué yo no puedo hacerlo?”

“Trataste de hacer que tu cuerpo flotara, así que te hundiste”, explicó la tía Susana.  “Solo relájate y deja que el agua te sostenga”.

“Está bien”, dijo Gastón.  El niño tomó una bocanada de aire y lo volvió a intentar, pero… se volvió a hundir.

“Haz lo que te dijo la tía Susana”.  Verónica animó a su hermano.  “Solo relájate”.

Varios minutos más tarde, Gastón flotó al fin.  “¡No estoy haciendo nada!”, gritó.  “¡Qué divertido!”

Esa noche, el niño pensó en su experiencia en el agua.  “Cuando trataba de hacer algo para flotar, no funcionaba”, admitió.  “Tuve que dejar de tratar de ayudarme a permanecer arriba y solo acostarme en el agua.  ¡Entonces pude flotar!”

“Sí”, afirmó Verónica.  “Solo teníamos que confiar que el agua nos sostuviera”.

“Es como lo que nos dijo el pastor ayer, en la iglesia”, aseguró Gastón.  “Él predicó que no podemos hacer nada para ayudarnos a nosotros mismos para ser salvos.  Solo nos salvamos por medio de la fe en Jesús”.

“Eso también dice la Biblia”, señaló la tía Susana.

“Supongo que siempre pensé que ir a la iglesia y obedecer a mis padres y maestros me ayudaba”, opinó Gastón.  “Pero eso no es correcto, ¿verdad?  Eso no me ayuda a ser salvo”.

“No”, aseguró la tía Susana.  “Tuviste que dejar de tratar de flotar y tienes que tratar de dejar de salvarte a ti mismo por medio de buenas obras.  Solo debes confiar en Jesús y recibirás Su don de la vida eterna”.

“’Cree en el Señor Jesús, y serás salvo’.  Ese era mi versículo para memorizar”.  Gastón sonrió.  “Ya me cansé de tratar de salvarme a mí mismo.  De hoy en adelante, ¡voy a confiar en Jesús!”  —  HARRY C. TROVER

CONFÍA EN QUE JESÚS TE SALVA DEL PECADO

VERSÍCULO CLAVE: HECHOS  16:31

CREE EN EL SEÑOR JESÚS, Y SERÁS SALVO.

¿Estás tratando de hacer algo para salvarte a ti mismo?  ¿Crees que puedes llegar al cielo por tu cuenta?  No funcionará.  Solo Jesús puede salvarte.  Él tomó el castigo por tus pecados al morir en la cruz y solo Él puede perdonar tus pecados y darte la vida eterna.  ¡Confía en Jesús como tu Salvador hoy mismo!  (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.