El abrazo de Hammy

La mamá de Nadia al fin le dejó tener un perro.  La niña estaba tan emocionada, a pesar de que sabía que su madre solo se lo había permitido porque Nadia estaba enferma.  pero estaba feliz de tener una mascota.  Cuando iban de regreso a casa, después de haber elegido un pequeño Beagle que ella nombro Hammy, la niña frunció el ceño.  Parecía que el perro estaba llorando.

“Cárgalo”, sugirió mamá.  “Mira si con eso se siente mejor”.

Nadia cargó al cachorrito y lo abrazó.  “Todo está bien, Hammy”.  El perro se calmó enseguida.

Al día siguiente, cuando Nadia entró al hospital para una cirugía, miró nerviosamente a su madre.  “No quiero entrar sola, mamá.  Tengo miedo”.

La madre miró a su hija con ojos tristes.  “Sé que tienes miedo, mi vida”.

“Por favor, ven conmigo”, rogó Nadia.

Mamá negó con la cabeza.  “No puedo”.

Los ojos de la niña se llenaron de lágrimas.  “Tengo miedo, mami”.

“Lo sé”.  La madre la llevó a una banca en el pasillo del hospital, se sentó y acarició el cabello de Nadia.  “¿Recuerdas lo que pasó ayer en el automóvil?  ¿Te acuerdas de cómo Hammy estaba llorando porque tenía miedo?”

La niña asintió.

“Creo que Dios está abrazándote así”.  Mamá rodeó a su hija con sus brazos.  “Yo no puedo entrar contigo a la sala de operaciones para tu cirugía, pero Dios sí puede.  Jesús está siempre contigo porque confías en Él, y nunca te dejará”.

Nadia se quedó mirando el piso.  No era lo mismo.

Su madre hizo que se pusiera de pie y tomó la mano de su hija.  “Vamos a ingresarte”.

“Pero…”  Nadia no quería ir, pero caminó con su mamá de todas maneras.

En pocos minutos tendría que dejar a su mamá para ir al quirófano.  Con lágrimas en sus ojos, pensó en Hammy.  Nadia cerró los ojos ahí acostada, con su mamá.  Se imaginó a su perrito acurrucado en su pecho.  La niña respiró profundamente.  “Jesús siempre está conmigo”, susurró.  “Cuando tengo miedo, Él me carga y me abraza, tal como yo lo hice con Hammy”.  —  EMILY ACKER

PERMITE QUE DIOS TE SOSTENGA

VERSÍCULO CLAVE: ISAÍAS 41:13

PORQUE YO SOY EL SEÑOR TU DIOS, QUE SOSTIENE TU DIESTRA, QUE TE DICE: “NO TEMAS, YO TE AYUDARÉ”.

¿Alguna vez has tenido miedo y te has sentido solo?  ¿Tal vez cuando estás en el consultorio del médico o cuando vas a una nueva escuela?  ¿Sabías que Dios siempre está contigo, incluso en esos momentos?  Jesús promete que nunca te dejará.  Él te ayudará a salir de cualquier situación difícil que afrontes.  Aunque sientas temor, recuerda que Dios te sostiene.  Confía en que Él cuidará de ti.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.